El evento de Mujer Levántate que organizado cada año por el Apostolado Católico Israel, se llevó a cabo el domingo 14 de julio en el instituto San Vicente de Paúl. El tema central fue “La Valentía de una  Mujer para Supera su Pasado”.

Geovanny  Laínez, de Guatemala dijo sentirse contento de haber participado en este evento donde se puedo ver la necesidad espiritual de muchas mujeres. Para mí fue un regalo haber llegado a este país, debemos seguir orándole a Dios porque nuestra alma lo necesita.

Yeny Corina Altan; parte de la comitiva de Guatemala y animadora del evento dijo que para ella fue un regalo y experiencia maravillosa, las mujeres necesitamos del Señor y comprender que debemos dejar el pasado atrás y caminar hacia al frente. Mi deseo es que este evento haya marcado la vida de muchas.

El predicador de la tarde fue el hermano Edgar Palacios quien expresó que debemos cerrar el capítulo del pasado que nos ha robado la paz y las ilusiones, cerremos ese libro, es lamentable que hayan personas que abren ese libro para entristecerse, para quitarse la paz, tenemos que ser portadores de alegría, paz, gozo y eso solo se consigue haciendo nuestras las promesas de Dios.

La diócesis de San Pedro Sula está integrada por cuatro zonas: Zona Medalla Milagrosa, zona San Pablo VI, zona San Pablo y zona Subirana teniendo cada una de ellas un Decano encargado quienes a continuación detallan su caminar de diócesis en su zona.

Zona San Pablo VI- 8 parroquias

Decano: Padre Enrique Vásquez

Hemos sido Bautizados y enviados por Dios para cumplir una misión en un territorio específico, la zona S. Pablo VI, esta misión de dar testimonio de la fe, la esperanza y la caridad. Afirmamos que estamos comprometidos con el anuncio del Evangelio, “Junto a los jóvenes, llevemos el Evangelio de la Vida”, es el lema que como línea transversal debe estar presente en todos los campos de acción pastoral.

Nuestro caminar en la zona durante este primer semestre del año ha sido en sinodalidad con la diócesis en los aspectos del trabajo “EVALUAR PARA RENOVAR”, todas las parroquias estamos trabajando para llegar a obtener un nuevo Plan Pastoral Diocesano y así continuar en este proceso de renovación pastoral.

Otro elemento importante es el caminar de todas las comisiones pastorales en la zona, algunas mejor organizadas que otras pero todas caminando a su ritmo sin estancarse.

Por la línea pastoral a nivel nacional cabe destacar en este momento la Pastoral Juvenil de nuestra zona, es una pastoral activa, dinámica e inquieta, con su comisión zonal que trabaja junto a las parroquias y grupos juveniles de nuestra zona, dentro de sus actividades resaltan el “CANTALABA” realizado en junio del presente año, mes de la juventud. Además otra de sus actividades para este año es lo que llaman “Pastoral Urbana”, que consiste en evangelizar en las principales calles y semáforos de San Pedro Sula.

Descubrimos que “misión y juventud” son dos aliados para el anuncio del Evangelio, especialmente este año que el papa nos pide celebrar juntos el Mes Misionero Extraordinario, Octubre 2019, con el lema: “BAUTIZADOS Y ENVIADOS”. La misión del compromiso de testimoniar el amor de Dios donde vayamos y la juventud que no se limita a la edad sino que es movida por la actitud disponible para afrontar los retos de ir a los “confines de la tierra” (Papa Francisco).

Zona San Pablo- 11 parroquias

Decano P. Josué Dany Hernández

La zona san Pablo está formada por once parroquias que viven su fe y su misión en la periferia de la ciudad de San Pedro Sula, incluyendo también los municipios de La Lima y san Manuel. Es una zona con una diversidad de familias originarias de todos los departamentos de Honduras, en las cuales los jóvenes viven su fe en medio de desafíos constantes y distracciones y atracciones propias de la ciudad.

En las parroquias seguimos apostando por la juventud y afrontamos el desafío de una pastoral juvenil que pueda ser acompañante y guías de los jóvenes en sus diferentes realidades. Nuestras parroquias se caracterizan por una diversidad de realidades tanto sociales como económicas y culturales. Tenemos realidades de familias viviendo en la pobreza en los bordos, situaciones de violencia (que de hecho, lastimosamente, es el pan de cada día en Honduras), grupos de extorsión, pandillas, falta de oportunidades de trabajo para los jóvenes, así como limitaciones en la educación de los mismos. Hay de todo.

Pero en medio de las realidades muchas veces adversas, los jóvenes católicos siguen siendo presencia en su comunidad, en su barrio, en los pasajes, en los bordos. Es una presencia que brilla en la realidad a veces oscura de la vida del joven, y es precisamente la fe en Cristo. De ahí que tengamos en nuestras parroquias jóvenes comprometidos, jóvenes catequistas, jóvenes delegados, jóvenes que sirven como monaguillos en la misa o como lectores, esos jóvenes que se entusiasman en la misión parroquial, jóvenes que viven su fe en sus parroquias. Como zona este 27 de julio tendremos la Asamblea  pastoral de zona y esperamos la participación de los jóvenes de las once parroquias, un encuentro con jóvenes sobre la pastoral juvenil que esperamos que sea un aliciente en su labor pastoral. Ponemos nuestra confianza en los jóvenes a quienes con confianza debemos transmitir la estafeta de la fe.

 Zona Subirana -9 parroquias

Decano: Padre José Santos Martínez Claros

El pónganse en camino… (Lc 10 ) nos ayuda a reorientar el peregrinar de la Zona Subirana inserta en la Diócesis de San Pedro Sula y poco a poco vamos entrando con la ayuda del Plan Pastoral y la constitución sinodales en la cultura de la planificación que nos lleva a la comunión y unidad como principio fundamentales de la vida Cristina.

En nuestra zona se van haciendo muchos esfuerzos en cuanto al compromiso, somos conscientes que asumiendo el envío que Dios nos hace y respondiendo eficazmente en esa medida se hará posible el Reino de Dios en nuestra zona.

En el proceso de evaluación 2019 se retoman elementos importantes como caminar juntos con una orientación como nos ha insistido Monseñor Ángel.

Se destaca la importancia del plan que orienta y las reuniones semanales hacen que crezca el amor a la iglesia cuya evaluación hace descubrir los retos por mejorar en la zona.

Siempre se ha trabajado el tema de la juventud en nuestra zona pero en este año desde el comienzo se planteó junto con el plan 2019 como prioridad la juventud en conjunto con la pastoral vocacional, y somos testigos de los avances en donde muchos jóvenes se han integrado en las parroquias y escribimos una línea de acción en los planes parroquiales de la zona. Los jóvenes tienen destacada participación en la liturgia y tiempos fuertes (Cuaresma, Pascua especialmente) se ha tratado que sean protagonistas en la iglesia y que así se contagie a los alejados para que se encuentren con Cristo.

Se ha fortalecido además la estructura zonal con una directiva y un sacerdote responsable de la zona ( Padre Mario Avalos) hacemos eco de las palabras del Papa Francisco en cuanto a los jóvenes en salida, por eso se vienen haciendo durante el año lo que llamamos intercambio misionero entre parroquias, donde se enriquece la vida de misión y aprenden a desinstalarse para servir a otros y, aunque descubrimos muchos retos, destacamos estos elementos que se están  logrando; como la obra es del Señor seguimos adelante pidiendo a Él que nos haga avanzar bajo fiel custodia la Virgen María Nuestra Madre.

Zona Medalla Milagrosa - 8 parroquias

Decano Padre Natael Perdomo

En este momento somos 20 sacerdotes, 13 diocesanos hondureños y 7 vicentinos, distribuidos en las 8 parroquias. Este 2019 en todas las parroquias estamos trabajando en la evaluación y elaboración de propuestas para nuestro nuevo plan pastoral. También acompañamos a los jóvenes en este año dedicado a ellos. En todas las parroquias está organizada la pastoral juvenil que tiene programadas diferentes actividades parroquiales y a nivel de zona.

El Consejo Pastoral se reúne de manera ordinaria 4 veces al año para evaluar el caminar de cada una de las pastorales. Este año celebramos nuestro XIV encuentro zonal de consejos parroquiales que tendrá como tema el plan 2019.

Cuadro

Diócesis de San Pedro Sula

-9 Centros educativos  bajo la personería jurídica de la Diócesis de SPS

-10 Centros educativos de la  Iglesia Católica en SPS.

-5 Hogares y programas

-27 Congregaciones

- 139 religiosas

-26 Dispensarios médicos

-31 Dispensarios Médicos

- 36 parroquias

 

 

En la solemnidad de San Pedro y San Pablo, el 29 de junio, dio el sí definitivo para servir al Señor  durante toda su vida la hermana Ana Patricia Rodríguez Cameros, de la congregación María Inmaculada Misioneras Claretianas. La Santa Eucaristía fue oficiada por monseñor Ángel Garachana en compañía del párroco Luis Amador y el Padre Alex Ramos.

La celebración fue en la comunidad de Fátima, de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, sede de la congregación. Familiares, amigos y miembros de la parroquia llenos de alegría fueron testigos de la profesión de votos perpetuos de la hermana Ana Patricia.

La superiora de la residencial, comunidad Florida, hermana Severiana Pilar Recio presentó Ana Patricia, Ella pidió ser aceptada en esta congregación, manifestando su deseo de vivir en obediencia, imitar a Jesucristo y como él vivir la entrega total dedicándose al servicio de Dios y los hermanos. La representante de la Provincia de Guadalupe, Ondina Rodríguez Cortes, recibió la consagración que Ana Patricia hizo a Dios dentro de la familia Misioneras Claretianas.

En su homilía monseñor Ángel recalcó que todos estamos llamados a vivir en la comunidad religiosa. La Iglesia es comunión, comunión en Cristo que se  vive de diferentes maneras, los laicos normalmente viven esa comunión espiritual y afectiva, la expresan en los encuentros litúrgicos y en diversas reuniones; pero hay personas que son llamada por Dios a vivir con otras hermanas o hermanos, a vivir social y públicamente formando una comunidad unida únicamente por Cristo, como las Misioneras Claretianas.

“Patricia va a vivir perpetuamente en esa comunidad religiosa con el carisma de María Antonia Paris y San Antonio María Claret. Va a vivir ese encuentro con Jesucristo y anunciarla a todo el mundo como madre Antonia París lo expresaba en su frase “Quiero unir la acción  con la contemplación. La contemplación como esa experiencia de estar con el Señor y la acción de estar  como el testimonio con la palabra dicha y con las obras de lo que hemos vivido en la contemplación”.

Al concluir el rito de la profesión perpetua, la hermana Ana Patricia recibió las felicitaciones y muestras de afecto de su congregación, y de toda la comunidad presente. Agradeció al Señor por haberla llamado, por haberla convocado para servirle a él y a los demás. También a sus padres Marco Antonio Rodríguez y María Olimpia, a sus hermanos y a personas muy queridas de esta comunidad, y de su país de origen Guatemala, a los hermanos y amistades de los países donde he ofrecido mi servicio en El Salvador y España pues la mayor parte de mi tiempo he estado en Honduras, donde llevo 11 años.

El padre Ángel Espinosa de los Monteros visito Honduras y durante una semana en diferentes diócesis del país compartió varias conferencias dedicadas a la familia. Durante su gira estuvo en Rotan donde compartió el tema “Perdonar de Corazón”, en Tegucigalpa, Choluteca y Ceiba el tema fue “Mi Familia mi mejor Empresa”, en San Pedro Sula abordó el tema “La Intimidad Conyugal” y en Choloma y Villanueva “Amando se entiende la gente”.

El  Padre Espinosa, pertenece a la congregación de legionarios de Cristo de la ciudad de México, y en sus consejos a las familias dijo, “De cara a la labor que hago de ayudar a la familia solo decirles que nuestra familia este bien, aunque alrededor todo este mal hay que  luchar por ellas, también ofreció al público su libro: “El anillo es para siempre” traducido en varios idiomas, entre otras publicaciones.

El padre Ángel Espinosa de los Monteros nació en Puebla, México en 1966. Realizó sus estudios de Filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y los de Teología en el Ateneo Regina Apostolorum, donde obtuvo la Licenciatura en Teología Moral, con especialización en Bioética. Posee una Maestría en Humanidades Clásicas por el Instituto de Estudios Humanísticos de Salamanca (España). Ha impartió conferencias sobre matrimonio y valores familiares en México, Estados Unidos, Colombia, Chile, Italia, Francia y otros.

El 2 de febrero de 1916: Se erigió el Vicariato Apostólico de San Pedro Sula, conformado por los departamentos de Cortés, Atlántida, Colón, Gracias a Dios  e Islas de la Bahía y encargado a la Congregación de la Misión, padres paules.

El 10 de agosto de 1924: P. Sastre, consagrado Obispo y primer Vicario Apostólico de San Pedro Sula. Murió el 23 de marzo de 1949.

El 19 de Julio de 1953: P. Capdevila CM es  consagrado obispo, al servicio del Vicariato.  Murió el 12 de agosto de 1962.

En Julio de 1963: El Papa Pablo VI elevó el Vicariato Apostólico a Diócesis.  El P. José García Villas CM fue nombrado primer obispo diocesano, ordenado el 20 de octubre del mismo año. Murió el 9 de agosto de 1965.

Mons. Jaime Brufau Macia, segundo obispo diocesano de SPS, gobernó la diócesis desde el 29 de Junio de 1966. Murió el 17 de agosto de 1996.

3 de Febrero de 1995: Fue consagrado Mons. Ángel Garachana Pérez.

5 de Mayo de 2002: Mons. Rómulo Emiliani Sánchez, nombrado obispo auxiliar de Mons. Ángel Garachana.

 En el año 2011: Primer anuncio del Sínodo Diocesano.

26 de Febrero de 2012: Solemne convocatoria del Sínodo Diocesano en la Catedral de San Pedro Sula y primera y segunda etapa de Sínodo.

21 de abril de 2013: inicia la tercera etapa del Sínodo Diocesano. 420 sinodales: Presbíteros, religiosas, y laicos.

13 de Julio de 2013: Celebración de los 50 años de la Diócesis y firma de las Constituciones Sinodales.

Los sacerdotes y laicos de las diferentes comunidades en comunión con su pastor,  monseñor Ángel Garachana celebraron la fiesta patronal de San Pedro y San Pablo el 29 de junio.

La catedral San Pedro Apóstol lució llena de feligreses sampedranos. El párroco, Glenis Mejía, dijo que es una inmensa alegría poder celebrar con todos los sacerdotes, y unidos a la vid que es Jesucristo. Y como dijo nuestro obispo en la homilía “por medio de San Pedro y San Pablo queremos hacer sentir un nuevo corazón, dejarnos transformar por el Espíritu de Dios, queremos nuevas familias, un nuevo país guiados por el amor de Dios, no queremos continuar una vida manifestada por las tinieblas, por el error, por la corrupción o la maldad. Nos alegramos enormemente, porque siempre hay esperanza.”

Se culminó el día con la segunda Eucaristía a la 6.00 de la tarde y luego en el atrio de la catedral se realizaron actos culturales.

La Pastoral Penitenciaria realiza en San Pedro Sula una gran labor de acompañamiento a los ex privados de libertad ofreciéndoles al salir de los centros penales un lugar para que puedan aprender un oficio e iniciar una nueva vida en el Centro de Reinserción Social “Nueva Vida nuevas oportunidades”.

La coordinadora de Pastoral Penitenciaria Zobeida Mendoza, dijo que la pastoral está enfocada en el campo de la prevención, un grupo de compañeros visitan los centros penales para brindar talleres y capacitaciones sobre VIH, enfermedades de transmisión sexual, para ello contamos con el apoyo de Jorge Ramos, una de las personas rehabilitadas que hoy es un educador.

“A estas personas las preparamos también con charlas de autoestima y perdón para encaminarlos a un cambio y así cuando reciban el permiso de pre liberación vaya encaminados a una vida libre con un enfoque diferente al que ha tenido en la prisión” explicó Zobeida.

Esta pastoral está brindado acompañamiento en los centros penales de El Progreso, Puerto Cortés y Tela porque son las personas que luego van a llegar al Centro de Reinserción Social que les ofrece la oportunidad de aprender en los talleres de costura, cocina, electricidad y carpintería, próximamente se va a dar un taller de zapatería.

Zobeida explicó que al llegar al centro las personas reciben acompañamiento espiritual y psicológico para enfocarlos en su proyecto de vida en libertad, y después la terapia ocupacional. Nosotros recibimos personas sin noción ni de cómo usar una lija, por ejemplo, y aquí han desarrollado sus habilidades y destrezas. Pero lo más importante es que con su esfuerzo y empeño aquí ellos tienen la oportunidad de ganarse un dinero que les va servir en su casa.

Claudia Zepeda dijo que se siente muy contenta de haber participado en este primer programa de reinserción social implementado por la Iglesia católica, en este momento soy la instructora del taller de costura le doy clases a los que vienen llegando y me alegra ser parte de este cambio. También soy parte del taller de cocina donde damos el servicio de almuerzos cenas y boquitas por medio de pedidos al 25578825.

 “Para mi es una buena experiencia, llegar a este lugar donde puedo  aprender y recibir apoyo salir adelante. En los talleres hacemos diferentes actividades, actualmente soy el único hombre en el taller de costura. Gracias a la pastoral penitenciaria por ayudarme a cumplir mis metas,” dijo Óscar Hernán  Benítez.

Este centro es una realidad gracias a Monseñor Ángel Garachana y al asesor padre Fernando Ibáñez quienes son nuestro apoyo dijo Zobeida Mendoza. El Centro de Reinserción que está ubicado en el barrio las Acacias 11-12 calle, 2 avenida A, casa #37.

 

 

Desde hace 5 años Dios me ha pedido, por medio de nuestro obispo Ángel Garachana, que acompañe, oriente y asesore a una de las poblaciones pastoralmente hablando más especiales de nuestra diócesis; me refiero a la Pastoral Juvenil. Sin duda que ha sido toda una escuela. He comprendido una vez más que nadie nace aprendido. Si la vida misma es una escuela en todos los ámbitos de nuestra existencia, la vida pastoral no es una excepción.

Al trabajar con y entre ellos (los jóvenes) tomo conciencia de la necesidad que tienen de ser acompañados, de alguien que les ayude a vislumbrar el horizonte; buscan continuamente prototipos, referentes que puedan seguir, que puedan imitar. Por eso es una etapa especial para presentar la Persona, el Mensaje y el estilo de vida de Jesucristo. La Iglesia nos enseña en el Concilio Vaticano II: “el misterio del hombre se descubre solo a la luz del Verbo encarnado: JESUCRISTO”. Solo cuando los jóvenes descubren esta verdad le encuentran verdadero sentido a su existencia.

En nuestra diócesis de San Pedro Sula hemos querido irle dando continuidad al trabajo que ya se estaba haciendo; por muchos años, y desde la propuesta del CELAM para toda la Pastoral Juvenil de América Latina con el proyecto: “La civilización del amor” se presentaba la persona de Jesucristo, la vida en comunidad y la incidencia en la vida pública por medio de las tres etapas que para los que trabajamos con los jóvenes o que ya hemos vivido la etapa de la Juventud en la Iglesia ya son muy conocidas, a saber: Iniciación, nucleación y militancia.

Ya en años más recientes, siempre desde la Pastoral Juvenil Latinoamericana, en uno de los Congresos Latinoamericanos de dicha Pastoral, los participantes dijeron: “nos sentimos llamados a ponernos en camino al encuentro de los jóvenes y adolescentes…ya que la vida de los jóvenes está en diversos ambientes (la calle, los barrios, los colegios, centros comerciales, internet, discotecas, trabajo, etc.)…comprendemos entonces que la Pastoral debe estar orientada a ponerse en camino, al encuentro en estas realidades; es así que se propone el PROCESO DE REVITALIZACIÓN de la Pastoral Juvenil.

Este proceso de revitalización de la Pastoral Juvenil es un proceso en 4 movimientos, a saber: FASCINAR, ESCUCHAR, DISCERNIR, CONVERTIR. Este proceso de revitalización quiere dar Espíritu a nuestro trabajo con la Pastoral Juvenil. Es un camino gradual que nos lleva a un seguimiento, un discipulado y una misión.

Es por este camino de revitalización que intentamos llevar la Pastoral Juvenil actualmente en nuestra diócesis sampedrana.

Luis Alfonso Amador Ríos, Pbro.

Asesor Diocesano de Pastoral Juvenil

Diócesis de San Pedro Sula

 

La comunidad de la parroquia Nuestra Señora de la Visitación de  Dos Caminos participó en la colocación de la primera piedra de los que será su nuevo templo parroquial. El párroco José Santos Martínez y el padre Mario Avalos pusieron la primera piedra ante una comunidad llena de alegría.

El padre José Santos Martínez dijo que actualmente celebran la fe en una galera bonita pero ya días estan con la idea de construir algo más digno para  Dios y un lugar santo donde muchos fieles puedan consagrase al él. También manifestó que la primera etapa, que es el cerco perimetral ya está terminada y que se acaba de iniciar la segunda etapa, la construcción del templo que tendrá capacidad para unas 1200 personas.

La colocación de la primera piedra se hizo en la fiesta de la solemnidad de Corpus Cristi y se contó con la presencia de toda la comunidad que está muy feliz de ser parte de este gran proyecto.

 

Desde la fe miro e invito a todos a mirar nuestra diócesis en este 56 cumpleaños. A recorrer con la mirada los años trascurridos y a  reconocer la presencia del Señor que nos llama a ser aquí su pueblo y a dar testimonio de su amor.

Una mirada de fe que dirijo en primer lugar a mí mismo, próximo a cumplir los 25 años como tercer obispo diocesano, para recordar con San Pablo que no estoy aquí como señor de la fe sino como cooperador de la alegría de ustedes (2 Cor 1, 24) y como llamado a hacer de esta Iglesia local una casa y escuela de comunión, manteniendo actitudes de sencillez y cercanía, de afecto, de escucha, compasión, animación más que de poder y “mandato”. Querer a la gente. CS 105

Mirada de fe que me lleva, que nos lleva,  a querer a la gente. A mirar a la gente con el cariño con el que el Señor nos mira. A mirar a la gente en primer lugar  más que a las estructuras, las construcciones necesarias, los proyectos, los organigramas , los tiempos…porque “queremos revisar que la doctrina, las normas, las orientaciones éticas y toda la actividad misionera de la Iglesia, deje transparentar esta atractiva oferta de una vida más digna, en Cristo, para cada hombre y cada mujer. CS 273.

Una mirada de fe que me lleva, nos lleva , a poner la mirada en Jesús, Cristo y Señor, autor y consumador de nuestra fe, que nos sigue diciendo trae tu dedo, trae tu mano, acércate a mis llagas. A las llagas viejas de una historia generadora de exclusión;  a las llagas nuevas de una globalización que exacerba el afán de poseer, de dominar a cualquier precio; a las llagas que señalábamos en las Constituiciones Sinodales : “niños y niñas trbajadores, inmersos en las peores formas de trabajo;  niños y niñas de y en la calle; madres adolescentes y mujeres excluidas, marginadas y explotadas; personas con retos especiales, personas con diversas enfermedades físicas, psiquicas y espirituales;  adultos mayores abandonados; campesinos sin tierra; drogodependientes y minorías etnicas postergadas “CS 393. Como los discípulos siento  impotencia y dolor ante esta realidad. Como el padre de aquel niño al que los discípulos no pudieron sanar,  también oro  e invito a orar diciendo: Señor, yo creo, aumenta mi fe.

Aumenta nuestra fe para que, desde nuestra debilidad y nuestros fallos, juntos, en la diversidad de  tareas y ministerios,  con alegría evaluemos, revisemos y renovemos nuestra misión. 

+Ángel Garachana Pérez CMF

Ante la terrible desgracia de los dos barcos pesqueros de La Moskitia que naufragaron en la costa caribeña con la pérdida de vidas humanas que lamentamos profundamente, la Iglesia Católica quiere manifestar su profundo dolor y su solidaridad con todas las familias afectadas por estas muertes. Pero queremos dejar constancia de nuestra preocupación, ya que estás muertes no son fruto del azar o la casualidad, sino del abandono y la dejadez de las autoridades que deberían velar por el bien común y los derechos fundamentales de los habitantes de La Moskitia.

Al mismo tiempo, que este naufragio sucedía, un grupo de hermanos miskitos estuvieron plantados frente a la casa Presidencial a la espera de ser recibidos por el Presidente de la República para plantearle el grave problema de la colonización que se está sufriendo en diversas zonas con la consecuente deforestación y los conflictos humanos, por el choque natural que se da entre los colonos y los nativos miskitos. Denunciando también la destrucción de la Biosfera del Rio Plátano, patrimonio de la Humanidad.

La Iglesia Católica, desde hace muchos años y por diversos cauces, ha denunciado la situación deplorable en que se encuentra el Departamento de Gracias a Dios, en todos los campos del desarrollo humano integral.

Es doloroso que la atención de los medios de comunicación ignore también la vida de los pobladores de La Moskitia que ni siquiera son consultados en las encuestas sobre población a no ser que se trate de una campaña electoral.

¿Se han preguntado alguna vez la cantidad de miskitos con parálisis debido al buceo en malas condiciones que deben realizar desde los botes pesqueros? ¿Se han preguntado qué otras alternativas tienen a arriesgar su vida en los botes pesqueros? ¿Quieren conocer los medios de comunicación las condiciones de vida de la población miskita?

En las últimas décadas nos encontramos con el grave problema del narcotráfico destruyendo las estructuras sociales de muchas comunidades. Los programas de ayuda social desarrollados por la Iglesia Católica, otras Iglesias y ONGs no son suficientes. Se necesita una política clara y eficaz por parte del gobierno de la nación.

Damos nuestro más sincero pésame a las familias de las víctimas de este naufragio, y hacemos un llamado a las autoridades para que de una vez pongan los medios que impidan que esto suceda nuevamente, buscando con seriedad y sinceridad solución a estos graves problemas de La Moskitia.

 

VICARÍA DE LA MOSKITIA

DIÓCESIS DE TRUJILLO

IGLESIA CATÓLICA

Más de 1000 personas participaron el 30 de junio en la “V carrera de Colores, Rió Lindo 2019”. El evento lo realiza desde hace 5 años la parroquia San Juan Bautista de Rió Lindo Cortés, con el apoyo de la municipalidad y la empresa privada de todo el sector, con la finalidad de hacer una realidad la construcción del hogar de ancianos Casa de la Misericordia.

El padre Adonis es el impulsor de este tipo de eventos donde además se integra a la familia y se promueve el turismo. Los participantes corrieron 7 kilómetros entre ellos estuvo el futbolista Noel Valladares que llegó para apoyar esta actividad por una noble causa.

El hogar de ancianos Casa de la Misericordia, será construido en un terreno ubicado en la aldea Tapiquilares de San Francisco de Yojoa. Este es un sueño por el que toda la comunidad trabaja impulsados por el párroco Adonis Sáenz y un comité de apoyo.