La parroquia Santiago Apóstol de la colonia Luisiana de San Pedro Sula, realizó su asamblea parroquial el domingo 13 de octubre. Inició a las 9:00 a.m. con la eucaristía presidida por nuestro Obispo Ángel Garachana. En su homilía motivó a la gratuidad, llamados a dar gracias a Dios por todo lo recibido como Don de Dios.

“Monseñor Ángel nos compartió una conferencia que nos ilumina nuestro caminar de parroquia desde la experiencia de evaluación, programación y renovación del plan 2019. Iluminación que marca desde el  magisterio del Papa Francisco. 5 puntos que sirvieron de base. Una iglesia llamada a la renovación pastoral, fortalecida a la evangelización, implementando  experiencia de la Sinodalidad, para motivar una parroquia Servidora y Misericordiosa” dijo el párroco Enemecio Del Cid.

Por la tarde el padre Enemecio ofreció algunas  propuestas de trabajo para el próximo año 2020. Se trabajó en grupos para buscar líneas y estrategias desde el tema Una comunidad reconciliada construye un país en la verdad y la justicia. Cinco aspectos de reconciliación a  considerar; vida personal, familiar, comunidad, parroquia y de país. Alrededor de las 3:00 p.m. se realizó el Sorteo  de la Rifa Parroquial 2019.

En la parroquia San Vicente de Paúl se realizó el Encuentro Diocesano de Formación Misionera como parte de la formación Mes Misionera Extraordinario que tiene como lema “Bautizados y enviados. La Iglesia de Dios en Misión en el Mundo 2019.

El tema fue impartido por el padre Bernardino Lazo, director Nacional de las Obras Misionales pontificias de Honduras y el padre Enrique Vásquez, responsable de las misiones en la Diócesis.

El padre Enrique dijo que en la iglesia se necesitan procesos y uno de  los procesos fundamentales es el anuncio de Jesucristo, un tiempo que conlleve a la evangelización y que concluye con un encuentro personal con Jesús por medio del anuncio del kerigma. Es una necesidad que en todas las parroquias de nuestra diócesis se implementen espacios de evangelización buscando nuevas estrategias y prepararnos más en la dimensión misionera para que todos tengamos ese encuentro con Jesucristo Vivo que camina en medio de nosotros.

Padre Bernardino Lazo, director Nacional de las obras Misionales pontificias de Honduras, impartió la formación bíblica de un misionero. “Nosotros somos enviados, somos misioneros por naturaleza. Que no haya en la iglesia ningún bautizado, independientemente del servicio que realiza y ninguna persona que no pueda ser misionera.

El padre Lazo recalcó que en la diócesis  y en la Iglesia a nivel nacional se están realizando  formaciones como continuación a toda esa fuerza misionera que ya nuestra iglesia ha tenido. Es el  Señor que forma el corazón del discípulo para que el discípulo vaya a hablar de Él a todas partes.

Diócesis de San Pedro Sula

Con motivo del centenario de la carta apostólica Máximum Illud del Sumo Pontífice Benedicto XV sobre la propagación de la fe católica en el mundo entero (30 noviembre 1919). El contexto: ¿Por qué  este centenario es importante para la vida  de la Iglesia? Estaba terminando la primera guerra mundial.

Objetivo: Despertar aún más la conciencia misionera de la “Missio ad gentes” y retomar con un nuevo impulso la transformación misionera de la vida de la Iglesia y de la pastoral.

Tema: Bautizados y Enviados: La Iglesia de Cristo en misión en el mundo.

Dimensiones del mes misionero extraordinario:

1.-El encuentro personal con Jesucristo vivo en su Iglesia: Eucaristía, Palabra de Dios, Oración personal y comunitaria. (Preparar cada uno de estos momentos para que sean verdaderamente un encuentro personal con Jesucristo.)

2.-El testimonio de los Santos y Mártires de la misión (y otras personas que se han destacado en la acción misionera de la Iglesia).

3.-La formación  bíblica, catequética, espiritual y teológica para la misión.

4.-La caridad misionera como un compromiso de todos para sostener los costos  de proclamar el Evangelio y de la formación en la fe y la misión, especialmente en las Iglesias más necesitadas.

En la diócesis de San Pedro Sula lo hemos organizado en 3 etapas.

-Tres Etapas para Celebrar el Octubre Misionero en la Diócesis de SPS

1.-Pre- Octubre Misionero: Julio a septiembre (3 meses antes)

2.-Octubre Misionero: Octubre (todo el mes)

3.-Post – Octubre Misionero: Noviembre a diciembre.

PRE-OCTUBRE MISIONERO:

1.-Sensibilización e información mediante afiches, spots, redes sociales, periódico, radio, cartelera misionera parroquial, videos.

2.-Organizar mejor la comisión de misiones: Convocando a 2 personas de cada parroquia (reunión en cada zona para la comisión zonal durante el mes de agosto 2019).

3.-Creación y/o fortalecimiento de las comisiones parroquiales de la animación misionera (julio-octubre).

4.-Organizando un festival misionero para elegir la canción misionera 2019.

5.-Recopilación de material de animación y formación misionera.

6.-Oración Permanente: La oración oficial del mes misionero, horas Santas, vigilias, Rosario Misionero (Universal y Diocesano).

7.-Colocar una intensión en la Oración de los fieles en las  misas  dominicales.

8.-En el tiempo ordinario celebrar la Eucaristía por la Evangelización de los pueblos (Penúltimo domingo del mes de julio - octubre).

9.-Preparar pequeños grupos de persona o familias que se reúnan en casas para rezar el Santo Rosario por las intenciones misioneras, ayudados por la intención de la venerable Paulina Jaquirot fundadora de la Pontificia Obra Misionera para la propagación de la fe (Carta del Card. Filonni, prefecto de la congregación para la evangelización de los pueblos  del 08 de abril 2018).

10.-El mes de julio lo dedicamos a la socialización del mes misionero extraordinario.

11.-El mes de agosto, la organización de las comisiones de Misiones en las 4 zonas pastorales.

12.-El mes de septiembre a la formación Misionera para todas las comisiones de misiones de la diócesis. Formación Misionera (7; 21 y 28 de septiembre 2019).

OCTUBRE MISIONERO

  1. Inaugurar el mes misionero en cada parroquia el domingo 29 de septiembre o el 6 de Octubre.

2.-El 1 de octubre, día de Santa teresita del niño Jesús, patrona de las misiones y día de la infancia misionera, puede ser Eucaristía para niños (as). Se puede realizar alguna actividad misionera en cada parroquia.

3.-Misión Parroquial (cada parroquia la organiza según su realidad). Ir a las periferias existenciales (indiferentes, alejados, tibios, creyentes…).

4.-Rosario Misionero Diocesano (7 octubre día de la Virgen del Rosario y todos los sábados de octubre).

5.-Campamento Misionero Diocesano (19 octubre en la parroquia San José). Inicia 7:00 p.m.  con La Eucaristía.

6.-Participar activamente en el trabajo de “evaluar para renovar” de la prioridad IV del PPD “Una Iglesia en estado permanente de Misión”.

Juegos Deportivos Misioneros:

Sábado 2 y 9 de noviembre 2019. (8:00 a.m. a 3:00 p.m.). En el Instituto La Salle (Col. Moderna).

 

Comisiones de Misiones en las zonas pastorales

El mes de agosto lo dedicamos a visitar cada una de las zonas para organizar la comisión de misiones en las zonas y todas han respondido muy bien, gracias a la colaboración de los sacerdotes y religiosas, también de los laicos comprometidos con la Evangelización de nuestras comunidades.

-Comisión de Zona Medalla Milagrosa

-Comisión de zona S. Pablo VI

-Comisión de zona San Pablo

-Comisión de zona Subirana.

-Comisión de Misiones de la Diócesis (CODIMI).

“He pedido a toda la Iglesia que durante el mes de octubre de 2019 se viva un tiempo misionero extraordinario, para conmemorar el centenario de la promulgación de la Carta apostólica Maximum illud del Papa Benedicto XV (30 de noviembre de 1919). La visión profética de su propuesta apostólica me ha confirmado que hoy sigue siendo importante renovar el compromiso misionero de la Iglesia, impulsar evangélicamente su misión de anunciar y llevar al mundo la salvación de Jesucristo, muerto y resucitado”.

La celebración de este mes nos ayudará en primer lugar a volver a encontrar el sentido misionero de nuestra adhesión de fe a Jesucristo, fe que hemos recibido gratuitamente como un don en el bautismo”.

“La Iglesia está en misión en el mundo: la fe en Jesucristo nos da la dimensión justa de todas las cosas haciéndonos ver el mundo con los ojos y el corazón de Dios; la esperanza nos abre a los horizontes eternos de la vida divina de la que participamos verdaderamente; la caridad, que pregustamos en los sacramentos y en el amor fraterno, nos conduce hasta los confines de la tierra. Una Iglesia en salida hasta los últimos confines exige una conversión misionera constante y permanente”.

El mandato misionero toca a cada fiel: “yo soy siempre una misión; tú eres siempre una misión; todo bautizado y bautizada es una misión. Quien ama se pone en movimiento, sale de sí mismo, es atraído y atrae, se da al otro y teje relaciones que generan vida. Para el amor de Dios nadie es inútil e insignificante. Cada uno de nosotros es una misión en el mundo porque es fruto del amor de Dios. Aun cuando mi padre y mi madre hubieran traicionado el amor con la mentira, el odio y la infidelidad, Dios nunca renuncia al don de la vida, sino que destina a todos sus hijos, desde siempre, a su vida divina y eterna”.

Recuerda el Papa Francisco, dos citas:

  • La primera, los 100 años de la Maximum Illud con la celebración del Mes Misionero Extraordinario: “El destino universal de la salvación ofrecida por Dios en Jesucristo condujo a Benedicto XV a exigir la superación de toda clausura nacionalista y etnocéntrica, de toda mezcla del anuncio del Evangelio con las potencias coloniales, con sus intereses económicos y militares. En su Carta apostólica Maximum illud, el Papa recordaba que la universalidad divina de la misión de la Iglesia exige la salida de una pertenencia exclusiva a la propia patria y a la propia etnia. También hoy la Iglesia sigue necesitando hombres y mujeres que, en virtud de su bautismo, respondan generosamente a la llamada a salir de su propia casa, su propia familia, su propia patria, su propia lengua, su propia Iglesia local”.
  • La segunda cita para el mes de octubre es el sínodo para la Amazonía: “La coincidencia providencial con la celebración del Sínodo especial de los obispos para la región amazónica me lleva a destacar que la misión confiada por Jesús, con el don de su espíritu, sigue siendo actual y necesaria también para los habitantes de esas tierras”.

Termina el Papa confiando “a María, nuestra Madre, la misión de la Iglesia. La Virgen, unida a su Hijo desde la encarnación, se puso en movimiento, participó totalmente en la misión de Jesús, misión que a los pies de la cruz se convirtió también en su propia misión: colaborar como Madre de la Iglesia que en el Espíritu y en la fe engendra nuevos hijos e hijas de Dios”.

Papa Francisco.

El hogar de niños San Rafael  celebró su fiesta patronal. La Eucaristía inició a las 3:00 de la tarde, presidida por  Monseñor Ángel Garachana, acompañada por el párroco de San Ramón Nonato, padre Yamid Osorio. En la misma 6 niños del hogar recibieron el sacramento de la primera comunión.

La Directora Altagracia dio gracias a Dios por estos 21 años del Hogar San Rafael y recalcó que desde el inicio han estado bajo la dirección de  Monseñor Ángel  a quien le agradecemos por su acompañamiento y su cercanía. El evento concluyó con la participación de los niños que le ofrecieron un homenaje a Monseñor Ángel Garachana  por sus 75 años con un drama titulado “Para que tengan vida”, el cual estuvo muy interesante, refiriéndose a sus vida de episcopado. Acompañaron en esta celebración las comunidades vecinas, personal docente, voluntarios y jóvenes que llegaron desde Villanueva.

 

La parroquia San Vicente de Paúl celebró su fiesta patronal del 23 al 29 de septiembre. Iniciando la Semana de la Caridad con una interesante ponencia de Monseñor José Antonio Canales, obispo de la diócesis de Danlí.

Monseñor Canales abordó el “Mensaje del papa Francisco a los Jóvenes” en tres momentos. La primera habló del pre- sínodo, la segunda del sínodo, cuáles fueron las grandes interrogantes y de qué manera los obispos asumieron la responsabilidad del sínodo y la tercera ponencia fue sobre el documento resultante, la exhortación  “Christus vivit -Cristo Vive”.

El padre Vicente Nacher dijo que en año de la juventud se ha querido profundizar en estos temas y quien mejor que el monseñor Canales que es el Asesor de la Pastoral Juvenil a nivel nacional Y estuvo presente en el sínodo de los jóvenes.

La misa solemne en honor a San Vicente de Paúl se realizó el viernes a las 6:00 p.m., culminando este día con la gran Kermesse desde las 8:00 a.m. y la Santa Eucaristía a las 9:00 a.m.

 

La Española Silvia Heredia Martínez es una misionera laica que llegó a Honduras hace 19 años, es la coordinación del programa socioeducativo- Paso a Paso. Trabajamos con menores y familias en situación de riesgo en la Rivera Hernández.

Buen Amigo: ¿Cómo era su vida antes de ser misionera?

Silvia Heredia Martínez: Estudié trabajo social y trabajaba en un centro de personas sin hogar, tenía buena relación con mi familia y amistades, con las que viajaba y con quienes me reencuentro en mis vacaciones. De mi madre aprendí el servicio en la iglesia, de mi padre y hermana el compromiso social y político de mis hermanos, y aprendí la importancia de ser feliz, de cuidar con amor y de estar siempre atenta a sus aprendizajes. Comprometida en una parroquia de un barrio con mucha población migrante, colaboraba en Cáritas con este grupo, pertenecía a un grupo de jóvenes donde nuestro catequista, nos enseñó la necesidad de estar cerca de los más necesitados, una experiencia de compromiso real muy bonita, la recuerdo con cariño pues lo que he vivido me sigue acompañando en este camino y Jesús, que así se llama mi catequista es una persona que me sigue acuerpando actualmente.

BA: ¿Cuánto hace que recibió ese llamado y cómo surge la idea de ser misionera laica?

SHM: Hace 19 años,  El llamado creo que llega con las ganas de seguir compartiendo vida, más allá de mi experiencia en España, le dije a mi párroco y me llevó con el delegado de misiones, me dieron la oportunidad de ir a Guatemala por 3 meses para tener una experiencia. Fue muy interesante aunque allá compartía tiempo con curas y claro una es laica y creo que siempre he sentido que así es como puedo aportar, como laica, entonces me hablaron de una organización OCASHA_ CCS , para personas como yo o yo como ellas, que desean ser misioneras, así que llegué a Madrid donde está la sede y comencé la formación que consiste en un año de formación y discernimiento después de un periodo de conocer la organización, posteriormente hice una formación en el Instituto Pío X.

BA: ¿Cuándo llega a Honduras?

SHM: Llego a Honduras porque el padre Fernando Ibáñez fue acompañante en nuestra formación en Madrid y él se vino un año antes y nos dio la posibilidad de conocer a Monseñor Ángel Garachana, quien llegó a nuestra organización a conocernos y ofrecernos la posibilidad de venir a colaborar en su diócesis.

BA: ¿Si le dijeran de elegir otro país, lo haría o preferiría seguir en Honduras?

SHM: Si me dijeran de elegir otro país, no sabría responder la verdad es que pido a Dios que me dé la posibilidad de seguir en la colonia Rivera Hernández, llegamos a conocer la realidad y realizamos un estudio sociológico, entendimos un poquito la situación nacional y decidimos trabajar a nivel local a través de un programa socioeducativo- Paso a Paso, creado para dar oportunidades de crecimiento personal y formación en muchos sentidos de la vida. Mi servicio en este espacio es la coordinación, trabajamos con menores y familias en situación de riesgo en la Rivera Hernández, aproximadamente son 250 menores y unas 60 familias.

BA: ¿Qué otros servicios ha desempeñado en la diócesis?

SHM: Muchos años en pastoral educativa, específicamente en asentamientos humanos,  en maestro en casa, también visita de enfermos.

 

 

La Fundación Obras Sociales Vicentinas (OSOVI), entregó en la sexta edición el Premio Quetglas 2019, como ya es una tradición, este premio a la caridad hecha persona se entregó en un gala en el Club Hondureño Árabe.

La ganadora del Premio Quetglas 2019 fue la profesora Gloria López, una persona que desde muy joven trabaja con personas que padecen parálisis cerebral. Su labor inició a raíz de que dos de sus hijos padecían esta enfermedad.

Los otros finalistas fueron los sampedranos: Leticia Guerrero con su programa de atención a niños con hidrocefalia y Rodrigo Amador, con su programa de jóvenes caballeros en el sector de Chamelecón y con su programa de llevar alegría a los niños de los niños enfermos del Hospital Mario Catarino Rivas.

El presidente de OSOVI, padre Vicente Nacher dijo que este año se recibieron 24 nominados todos ellos “Cirineos” que ayudan a los más necesitados. Agradeció a todos los cooperantes por hacer posible cada año este evento donde recordamos a nuestro querido padre Antonio Quetglas quien nos dejó un gran legado de solidaridad.

 

Monseñor Ángel Garachana presidió la eucaristía donde nombró al padre José María Ibero como nuevo párroco de la parroquia Santiago Apóstol de Cuyamel, Cortés. La comunidad lo recibió con gran alegría, el padre Chema, como se le conoce, a su vez se comprometió en apacentar el rebaño del Señor, asistido con su gracia.

Durante el rito se leyó la carta donde el Obispo hace la entrega de la parroquia, al nuevo párroco, se le entregan las llaves de la iglesia y las llaves del sagrario. El padre Chema recibió las llaves de manos del párroco anterior Ángel Echaide quien fue trasladado a la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, de Puerto Cortés, el 15 de agosto.

El templo lució abarrotado, el domingo 22 de septiembre, día en que el padre Chema inició su caminar en esta parroquia. Además acompañaron algunos sacerdotes de Puerto Cortés: el padre Javier Irurtia y el padre Iván Juarros y los de Cuyamel, quienes al final de la eucaristía se quedaron a cenar en compañía de monseñor Ángel. También llegaron varias comunidades de las parroquias hermanas. Al final, no podían faltar los agradecimientos, detalles y aplausos al padre Ángel por esos 11 años de servicio como párroco.

Mons. Ángel Garachana, obispo de esta diócesis, inauguró hace pocos días, el edificio Tepeyac, de la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, de esta ciudad,  el cual será sede de la Pastoral Social y podrá prestar servicio en varias áreas, pues cuenta con una oficina de asesoría legal, otra dedicada al área de psicología, un laboratorio clínico, un salón grande, destinado a la formación para el Proyecto Divina Misericordia y el área llamada cocineta, que servirá para impartir clases de manualidades, crochet, costura, de repostería y cocina. Todas estas actividades estarán a cargo de personas voluntarias.

El Proyecto Divina Misericordia tiene primordial importancia en esta sede, ya que su finalidad es solidarse con los hermanos que viven en los bordos, a quienes no solamente se les da cada quince días, una bolsa de alimento, sino que también se les imparte formación espiritual y humana.

La primera piedra fue puesta y bendecida por Mons. Ángel Garachana, a finales del año pasado. Era un proyecto, quizás un tanto atrevido, pero con la fe en Dios y la solidaridad de muchas personas e instituciones, se ha llegado a su total construcción.

Para Mons. Ángel, “Esta obra social es fruto del apoyo y animación del párroco y al mismo tiempo, de tantos laicos que se han implicado, haciendo los planos, dirigiendo la obra, llevando contabilidad, haciendo actividades. Esto es lo hermoso, nuestras obras de iglesia, hoy día, son resultado del compromiso de decenas y decenas de laicos, que se sienten iglesia, que hacen iglesia, que son corresponsables en su acción. Un ejemplo de esta corresponsabilidad de muchos laicos, es la obra que estamos inaugurando.”

El Párroco, P. Luis Amador, expresa su satisfacción y su entusiasmo, con estas palabras: “Yo creo que una vez teniendo el edificio, esto será una cosa más grande.  Por ahorita, hay toda una reglamentación hecha por una abogada. Se quiere dejar por escrito, cómo va a funcionar el edificio. En nuestra parroquia, el edificio grande se llama San Juan Diego y ahora esta sede, se llama Tepeyac. Todo  en torno a la espiritualidad guadalupana.”

El Párroco se siente muy agradecido por la ayuda de muchas personas e instituciones que, al ver que el proyecto iba en marcha, quisieron ser parte activa del mismo. Reconoce que el trabajo más arduo, ha sido de la Pastoral Social, tanto a nivel parroquial, como a nivel local. Las comunidades se han organizado para hacer ventas y así recaudar fondos.  

Y en cuanto a la caridad, dice: “No se trata solo de dar, sino de saber dar de forma creativa y ordenada, y ojalá que, como iglesia, nosotros sigamos promoviendo este tipo de proyectos, que todo es para mostrarles el rostro misericordioso del Señor, a aquellos que tienen menos que nosotros.”

Cuando ya el edificio abra sus puertas, se establecerán los horarios y días en que laborarán las diferentes dependencias.

Para Mons. Ángel, esta Parroquia fue su primera misión, en 1972, cuando llegó a Honduras, recién ordenado. “A la Guadalupe la llevo en el corazón, desde sus origines, y siempre le he tenido un afecto  especial y entrañable. La Parroquia ha crecido, tanto en habitantes, como en iglesias, en comunidades, porque de aquel territorio que era una sola parroquia, yo, Obispo, he hecho ya cinco parroquias y si tuviera sacerdotes en este momento, haría otras tres. Y siempre sigue la Parroquia Guadalupe, con su nombre propio.”

Las Hijas de María Auxiliadora, Salesianas de la Provincia Centroamérica Norte, en los últimos años han realizado un proceso de transformación y mejora de su presencia, en la calidad educativa, sus ambientes, su respuesta carismática, con la finalidad de actualizarla a estos tiempos explicó la directora del instituto María Auxiliadora Sor Consuelo Escalante.

“Parte de este proceso es la imagen, el Consejo Provincial delego este trabajo al Equipo de Comunicación de la Provincia, quienes previo al estudio necesario, llevaron adelante el trabajo de la unificación y renovación de la imagen. Más allá de un concepto de marketing, La marca “Salesianas”, es el reflejo de nuestra Identidad, muestra toda una serie de valores que nos identifican, para nosotras lanzar una marca en este momento significa “Revitalizar nuestro Carisma”, un relanzamiento de un nuevo Espíritu de familia en nuestros ambientes, según el Sistema Preventivo, heredado de Don Bosco y Madre Mazzarello.

“La nueva marca fue creada por miembros del mismo equipo de Comunicación de la Provincia, crearon la nueva Marca “Salesianas”, dos hermanas Hijas de María Auxiliadora: Sor Laura Melara, Salvadoreña y Sor Carolina Castellanos, Hondureña. Somos Hijas de María Auxiliadora, y existimos por el deseo explícito de Ella, dicho a Don Bosco. Por ello el Concepto principal la representa a Ella, la Virgen Auxiliadora, enfocándose en su manto y en la palabra salesianas” dijo Sor Consuelo.

 Sor Consuelo explicó que Las Salesianas Hijas de María Auxiliadora, están presentes en todo el mundo, y organizadas por Provincias, esta nueva imagen unifica las 19 presencias de la Provincia Santísimo Salvador, de Centroamérica Norte, Guatemala, El Salvador y Honduras, e implementan esta nueva imagen que se ha personalizado para cada presencia”.

Concepto de la marca

El color de la silueta es cyan que representa los colores del manto de María Auxiliadora, que manifiesta su realeza pero a la vez simbolizan sabiduría, profundidad y amabilidad.

La letra “S” forma el manto de la virgen, y recuerda la inicial del nombre con el que es conocida la congregación de las hijas de María Auxiliadora. Salesianas de Don Bosco.

La silueta de María Auxiliadora es una imagen de vital importancia para la congregación salesiana, es presencia materna, auxilio, compañía segura. Se creó usando una simplificación  de la imagen destacando los elementos del rostro y la corona.

El color de las letras es magenta que recuerdan la túnica de María Auxiliadora, pero a la vez simbolizan compasión, ayuda y bondad.

 

Misioneros de Esperanza es un grupo de jóvenes en voluntariado, su misión es llevar  la sal y la luz de Jesús con una entrega y disposición total al servicio del Reino de Dios. Ellos impulsan la misión en la Cordillera del Merendón donde trabajan con niños, jóvenes y adultos en la formación académica, humana y cristiana.

Este proyecto misionero nació después de una Jornada Mundial de la Juventud, con el Papa Juan Pablo II, en Toronto Canadá en el año 2002. Después de escuchar  “Sean Sal y Luz  del mundo” (Mateo 5.13-16), un grupo de 16 jóvenes decidieron emprender su voluntariado en Misión.

“Está formado por niños,  jóvenes y adultos de diferentes parroquias y denominaciones de la diócesis de San Pedro Sula, actualmente hay 15 pequeños misioneritos, y 50 entre jóvenes y adultos que visitan alrededor de 35 aldeas ubicadas en el Merendón. Nuestro trabajo voluntariado se basa en las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo, de proveer al necesitado, visitar al enfermo, compartir el Evangelio de Jesús y sobre todo llevar esperanza” dijo su coordinadora Dina Aguilar de Flores.

Además explicó que al trabajo misionero cuenta con un programa de hermanamiento con el Centro Católico  de la Universidad de Tulane, Nueva Orleans; de Marian University, Indianápolis, los Misioneros Cajunes de Louisiana y los Hermanos  Laicos  Franciscanos  de Maryland. Ellos traen brigadas médicas, comparten con las comunidades y sobre todo apoyan las actividades de Misioneros de Esperanza.

En el Merendón Misioneros de Esperando brindan asistencia  a los hogares con víveres, ropa, brigadas médicas y visita a  los enfermos,  al inicio del año escolar se entregan unas mil mochilas a los niño, celebramos el día del niños a más de 600 pequeños de varias aldeas. También el 1 de enero de cada año se donan regalos y pampers para recién nacidos, del Hospital Leonardo Martínez.

Para ser parte de este grupo puede comunicarse por medio de las redes sociales:

Correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

Teléfono: 9991-1129   

Sitio Web: www.misionerosdeesperanza.org

FB: www.facebook.com/misionerosdeesperanza.hn

Twitter: @MDE_ESPERANZA

Instagram: misionerosdeesperanza

Las reuniones son una vez al mes, en su sede.