El 22 de junio fueron ordenados cuatro nuevos sacerdotes para la diócesis de San Pedro Sula, uno de ellos es el padre Juan José Brizuela. Nos comparte sus vivencia en este caminar en busca de cumplir su vocación sacerdotal.

Buen Amigo: ¿Cómo nació su vocación? 

Padre Juan José Brizuela: Desde niño sentí esa inquietud vocacional y mis padres Josefa Alvarado y José Dolores Brizuela primeramente fueron los que me motivaron a seguir esta vocación, también algunos sacerdotes como el padre Carmelo (Q.D.D.G) de la parroquia Santiago Apóstol de Cuyamel. Mi vocación fue creciendo y me fui motivando al ver la necesidad de sacerdotes, pues solo teníamos Eucaristía una vez al mes. Y eso me motivo para decidirme seguir a Jesucristo, desde el camino sacerdotal.

BA: ¿Donde realizó su experiencia pastoral?

PJJB: Mi experiencia pastoral para preparación del Diaconado la realice en el 2018 en la parroquia San Juan Bautista de Río Lindo, acompañado del Padre Adonis Sáenz. El mismo año fui ordenado Diacono, el 8 de diciembre.

BA: ¿Cuéntenos un poco sobre cómo vivió y que experiencia dejo ese servicio pastoral?

PJJB: Fue una experiencia muy enriquecedora, en la misma parroquia pero la experiencia que me dejo y marco en mi vida fue el visitar y compartir con las comunidades, donde realizábamos visitas a las comunidades desde el día martes a regresar el miércoles a la casa parroquial.

BA: ¿Cómo fue su caminar hasta llegar al seminario y a la vida sacerdotal?

PJJB: Mi caminar hasta llegar al seminario no fue fácil, llegue el año 2007 al seminario menor donde realice mis estudios de bachillerato en el instituto San Vicente de Paúl, fue una etapa difícil porque yo venía de un colegio de modalidad a distancia y en este nuevo colegio las exigencia académica era superiores, pero gracias a Dios me pude acoplar al nueva institución para llegar al Sacerdocio. En el transcurso del camino se encontré momentos difíciles, pero cuando Dios habla y lo elige es difícil vera hacia atrás.

BA: ¿Cuándo y donde realizó su primera misa?

PJJB: Realice mi primera misa el mismo día sábado 22 de Junio a las 7:00 p.m. en la comunidad de Cortesito, pertenece a la parroquia Santiago Apóstol de Cuyamel lugar donde nací y las personas me vieron caminar mis primeros año. 

BA: ¿A qué parroquia fue asignado?

PJJB: Estoy asignado en la parroquia San Pedro y San Pablo de la col. Planeta.

BA: ¿Su mensaje para los jóvenes que quieren servir a Cristo a través de la vida sacerdotal?

PJJB: En primer lugar no tengan miedo de arriesgarse de poder dar los primeros pasos en el seguimiento del Señor Jesús porque el camino de seguir al Señor es maravilloso y que si tienen un sueño no se den por vencidos luchen por lo que quieren… a vencer todo obstáculo de la mano del Señor. Yo si volviera a nacer volvería a tomar el mismo camino sabiendo que en el camino encontrare dificultades pero lo que viene de Dios cuesta pero vale la pena… Bendiciones a todos.