La pastoral penitenciaria de la diócesis de San Pedro Sula, sigue trabajando ahora desde el Centro de Reinserción Social Nueva Vida Nuevas Oportunidades. La coordinadora Zobeida Mendoza nos cuenta la labor de esta pastoral en la diócesis.

Buen Amigo. ¿Sigue trabajando la pastoral penitenciaria en la diócesis de San Pedro Sula?

Zobeida Mendoza: Si, la pastoral penitenciaria de la diócesis de San Pedro Sula sigue trabajando ahora apoyando a los ex privados de libertad en el Centro de Reinserción Social “Nueva Vida nuevas oportunidades” con los diferentes  programas, para las mujeres hay talleres de costura, se además se acaba de iniciar un nuevo proyecto que es la venta de alimentos, como ser almuerzos, y meriendas, por pedidos, además ellas están siendo capacitadas por una escuela de gastronomía. Para los varones se ofrecen talleres de carpintería, soldadura y manualidades.

La pastoral está enfocada en el campo de la prevención, también un grupo de compañeros visitan los centros penales para brindar capacitaciones sobre VIH, enfermedades de transmisión sexual, además se imparten charlas de autoestima y perdón para encaminarlos a un cambio.

BA: ¿Cómo nació el centro de reinserción social?

ZM: Fue inaugurado el 26 de septiembre del 2018 con el apoyo de monseñor Ángel Garachana en un terreno donado por el obispado. El Centro de Reinserción que está ubicado en el barrio las Acacias 11-12 calle, 2 avenida A, casa #37. Se ofrece a los ex privados de libertad la oportunidad de aprender un oficio e iniciar una nueva vida al salir de los centros penales. También reciben acompañamiento espiritual y psicológico para enfocarlos en su proyecto de vida en libertad y terapia ocupacional. Pero lo más importante es que con su esfuerzo y empeño ellos tienen la oportunidad de ganar dinero que les va servir en su casa.

BA: ¿Qué actividades realizaron en la fiesta de la Virgen de la Merced patrona de los privados de libertad?

ZM: El martes 24 de septiembre se celebró el día del Nuestra Señora de la Merced, como pastoral penitenciaria visitamos  el centro penal de Ilama Santa Bárbara, llevamos un mensaje de fe y esperanza a los privados de libertad que esperan siempre  esa visita. Es grato entrar a los módulos y ver la alegría con la que ellos reciben a la pastoral.

BA: ¿En qué centros penales están brindando apoyo?

ZM: Esta pastoral está brindado acompañamiento en los centros penales de El Progreso, Puerto Cortés y Tela porque son las personas que luego van a llegar al Centro de Reinserción Social que les ofrece la oportunidad de aprender en los diferentes talleres que se imparten.

La pastoral penitenciaria está trabajando en conjunto a nivel nacional. Ayudamos a la familia a investigar cómo va el caso de su pariente, haciéndole menos complicado el proceso de los privados de libertad. Trabajamos para mejorar la calidad de vida de los privados de libertad.