Radio Luz arriba a su  20 aniversario, tiempo en el que ha trasformado la vida de muchas personas que a diario escuchan esta emisora católica de la Diócesis de San Pedro Sula. Hoy dos de nuestras oyentes Gladis Rivas y María de Jesús Navarrete Cartagena nos cuentan su experiencia de vida escuchando “La voz que te ilumina”.  

Buen Amigo: ¿Cómo llega Radio Luz ha transformado sus vidas?

Gladis Rivas: Felicito con gran cariño a nuestra Radio Luz por estar celebrando 20 años de transmitir fortaleza y esperanza a todos los oyentes. Conocí la radio hace 11 años, fue por casualidad o mejor dicho fue una “Diosidad”. 

La Radio transformo mi vida, mi comunidad y familia, para mi es una compañera a diario, cuando estoy en casa me gusta escuchar las alabanzas que son de mucha enseñanza,  poniéndole la atención debida a la letra. La Radio es un puente para muchas personas, debemos ser generosos y dar nuestro granito de arena. Siempre recuerdo a algunas personas que le han dado vida a los programas, es el caso de la hermana Maricela Alvarenga (QDDG), las  llamadas al aire de Pastorita, recuerdo también a Don Trinidad Sabillón que vivió en el Merendón quien aún con su limitación de ceguera era una persona muy entusiasta y le ponía mucha alegría a los programas donde participaba.

María de Jesús Navarrete Cartagena: Inicie a escuchar la radio cuando tenía año y medio de estar al aire, y como siempre llamaba, un día me gane un premio y así llegue a conocer las instalaciones de Radio Luz. La radio cambió mi manera de vivir, al conocerla ya no era la misma, tenía algo porque luchar, lleve más voluntarios y en un convivio presente a la hermana Pasita Segura que seguiría como coordinadora. Dios me dio la oportunidad de ayudar a matrimonios, como el de María  y Antonio Chávez de la comunidad el Marañón, que asistieron a retiro de Vino Nuevo y siguen adelante hasta hoy.

BA: ¿Cómo inician su voluntariado en Radio Luz?

GR: Como siempre escuchaba la radio, me llamo la atención que la hermana Sandra Guevara invitaba a  los oyentes a colaborar con la emisora, al escucharla nació en mi corazón el deseo de ayudar. Continué escuchando  Radio Luz y después de un tiempo seguía con el deseo de colaborar, hasta que decidí llamar y pregunté la dirección, fue así que  hace 11 años llegué con mi aportación. Conocí a la hermana Sandra, platicamos y me motivo a ser coordinadora del Club de Amigos de Radio Luz, y conociendo las formas cómo actúa Dios, supe que debía hacer esa Misión, fue entonces que hice el compromiso con Dios para ayudar a la Radio Luz.

MJNC: Con mucha alegría acepte la invitación de pertenecer al staff de Mujeres Valientes en la Fe, esto significo alimentar mi fe. Tengo 79 años de edad, por problemas con mi salud ya no asisto como voluntaria y coordinadora del Club de Amigos de Radio Luz. Hoy escuchar la radio me ayuda a seguir adelante. Para mi es una puerta más para ir al cielo y confió que así será.

BA: ¿De qué comunidades son?

GR: Mi comunidad es colonia El Carmen, que pertenece a la parroquia San Antonio María Claret. La misión a la cual me comprometí  es solicitar la ayuda económica, buscando socios y los sigo animando para que continuemos ayudando a Radio Luz.

MJNC: Vivo en la comunidad Vista Hermosa, desde allí viajaba a visitar la radio y a ponerme a sus órdenes. La hermana Sandra me habló del Club de Amigos y me quede por varios años como Coordinadora del Club de Amigos para que Radio Luz siguiera adelante.