18
Dom, Nov

En la catedral San Pedro Apóstol se realizó la misa de envío de los 12 seminaristas que inician este 2018 el año introductorio en el Seminario Mayor, Nuestra Señora de Suyapa, en Tegucigalpa. La misa se realizó el domingo anterior y fue concelebrada por el obispo Ángel Garachana, el padre Henry Asterio Rodríguez, encargado de la pastoral vocacional, y el párroco Glenis Mejía. Los seminaristas enviados son: Carlos David Goff Alemán, Omar Alexis García Santos, Cristhian Armando Urraco Mejía,Darwin Esaú Reyes, Félix Eduardo Díaz Callejas, Hugo Renán Vallecillo Guzmán, José Eduardo Tejada Molina, José Manuel Castro Moreno, Marco Andrés DobladoOrellana, Néstor Orlando Mazariegos Caballero, Nixon Omar Hernández López y Pedro Antonio Rivera Hernández.

 

Hogar San Rafael, está ubicado en terrenos aledaños a la aldea El Venado de Villanueva Cortés. Nació en 1999 a iniciativa del padre Thomas Drews de nacionalidad alemana; siendo su motivación la urgente necesidad de ayudar niños de la calle. Su visión es ofrecer un hogar sustituto, para atender sus necesidades básicas, fortalecer sus valores e insertarlos nuevamente a la sociedad.

El hogar es responsabilidad de la Diócesis de San Pedro Sula y funciona a través de las donaciones de bienhechores de Alemania, Italia y de hondureños que hacen proyección social. El hogar también tiene actividades encaminadas a la auto sostenibilidad. Además a través de la diócesis se reciben donaciones ya que al ser una obra social de la Iglesia católica las empresas, universidades, diferentes grupos parroquiales y personas dan generosamente insumos y   alimentos.

A la institución ingresan niños de 6 a 12 años y con excepciones jóvenes de 14 años, los cuales son remitidos por instituciones sampedranas, sacerdotes, parroquias y personas interesadas en la atención del niño. Son niños en riesgo social, por abandono, maltrato, vagancia y muchos están en peligro de muerte por algún tipo problema.

Actualmente el Hogar San Rafael atiende a 22 niños, quienes reciben alimentación, vivienda, vestuario, salud y educación en el Centro Básico San Rafael que es parte del hogar. “Que estos niños tengan su propia escuela ayuda mucho porque así se evita que sean rechazados, expulsados, señalados por su conductas negativas”, expresó la directora del centro  licenciada Altagracia Cruz Velásquez.

Para su buen funcionamiento el centro cuenta con una infraestructura física que incluye casas hogares, escuela, comedor infantil, cocina, sala de juegos, taller de arte, clínica odontológica y campo de fútbol.

Hogar San Rafael es atendido por sacerdotes, psicólogos, pedagogos y capacitados, quienes trabajan con los niños en actividades pedagógicas, terapias ocupacionales, deportivas, recreativas, grupos de arte terapia y talleres de agropecuaria, ganadería, jardinería y manualidades.

Las hermanas de Jesús y María dan el acompañamiento en la fe a estos niños, imparten la catequesis de los sacramentos y en el centro básico dan la clase de educación en la fe. También participan en la formación y retiros espirituales para el personal en general y así mismo forman parte de la elaboración de programas que sean de mejor conveniencia para los niños.

Los seminaristas mayores de la diócesis de San Pedro Sula, se reunieron los  12,13 y 14 de enero con los sacerdotes de la diócesis y sus familias, en el seminario menor Santiago Apóstol.

El encargado de este encuentro, Eduardo Enrique Ramírez,  quien lleva seis años de estudio en el seminario, manifestó  que en la actividad se reunieron 27 sacerdotes y 21 seminaristas  con el motivo de conocerse un poco más y compartir experiencias.

“La reunión es para tener un convivio entre todos nosotros, para que nos vayamos conociendo, de tal manera que cuando ya lleguemos  al clero diocesano sampedrano ya tengamos una experiencia más cercana con los sacerdotes”, expreso Ramírez.

Durante el encuentro los sacerdotes y seminaristas  tuvieron un compartir sobre sus experiencias de la realidad del país, actividades recreativas y  la eucaristía presidida por Monseñor Ángel Garachana, quien los animó a vivir esa fraternidad sacerdotal.

“El  sacerdote diocesano no está solo, al ordenarse se incorpora al presbiterio  para vivir la fraternidad sacerdotal, queremos que los seminaristas experimenten y se animen viendo a sus  hermanos mayores que ya pasaron por el mismo recorrido y que ya están ejerciendo el ministerio”, expresó Monseñor.

Para finalizar los seminaristas tuvieron una convivencia  con sus familias durante el fin de semana en donde tuvieron una noche cultural, adoración eucarística, laudes y la misa solemne.

 

El padre Philip Mulryne prefiere, desde su discreta vida de sacerdote, permanecer en un segundo plano aunque es consciente de que su figura suscita interés en la opinión pública. No es normal haber jugado en el Manchester United, compartiendo vestuario con celebridades como el mismísimo David Beckham, y años más tarde, estar al servicio a una comunidad de católicos feligreses.
El padre Philip o el mediocentro Mulryne-, revela como ha variado la vida de alguien que jugó 161 partidos en la Premier y que ha cambiado el balón por los hábitos: “En muchos sentidos, mi vida como dominico es similar a mi vida como futbolista. Por ejemplo, vivo en comunidad con otros hombres que persiguen un objetivo similar, aunque la meta es diferente. En el fútbol se trata de la búsqueda de trofeos, mientras que un dominico busca a Dios y comparte su amor con los demás. Tengo un superior que de alguna manera es como un entrenador, y la vida como religioso es regular y disciplinada. En un nivel práctico, físicamente mi vida es muy diferente. Ya no entreno tan intensamente todos los días, puede disfrutar de cosas materiales como coches, vacaciones, etc. Mi vida ha cambiado pero también puedo aportar muchos de los valores que aprendí como futbolista y usarlos en mi sacerdocio”.
Mulryne aclara que siempre tuvo fe y explica cómo tomó la decisión de hacerse sacerdote: “Siempre fui creyente pero durante los 13 años que fui futbolista me alejé de la práctica de mi fe aunque todavía rezaba con regularidad. Creo que Dios me invitó a responder a su oferta de convertirme en sacerdote. Así que por mi parte respondí que sí. En 2008, comenzó sus estudios para ejercer el sacerdocio y fue ordenado ocho años más tarde, completando una transformación pocas veces vista en alguien que fue futbolista profesional y que ha terminado detrás del altar. Pertenece a la orden de los Dominicos.
Fuente: MARCA

Alrededor de 80 niños de la colonia Luis García Bustamante, perteneciente a la parroquia San Antonio María Claret, recibieron regalos el pasado 14 de enero.

Los jóvenes de la pastoral juvenil del Movimiento Familiar Cristiano de la colonia El Carmen apoyaron esta actividad como parte de la celebración del día de Reyes Magos.

 Los obsequios fueron parte de las donaciones que los feligreses de la comunidad reunieron durante el mes de diciembre, para luego repartirlo a los más necesitados.

Respetables ciudadanos:
Es nuestro compromiso, como pastores de la Iglesia Católica, promover el diálogo y la paz en pro del bien común de Honduras. Creemos en el valor del diálogo y deseamos como Iglesia aceptar la reciente convocatoria a nivel nacional. Para que éste sea valedero, debe reunir dos características importantes: 1) que sea “franco, eficaz, creativo y sin condiciones, que implique a todos los sectores de la sociedad”, como afirmábamos en nuestro comunicado del 20 de diciembre de 2017; y 2) que tenga objetivos palpables para resolver asuntos fundamentales de nuestra sociedad, realizables a corto plazo, con compromisos concretos de los actores políticos del País para ejecutarlos.
Es conocida a nivel nacional y motivo de preocupación internacional la situación post electoral de Honduras, catalogada como crisis política. Ante esa reconocida situación, no podemos ni debemos prolongar una crisis que paraliza el País y que no propicia cambios profundos en el seno de la sociedad. La salida es un diálogo inclusivo, con la presencia de representantes de todos los sectores de la sociedad y por medio del análisis de todos los desafíos que necesitan responderse con urgencia, a fin de superar la actual crisis desencadenada desde las elecciones del pasado 26 de noviembre.
La ausencia de diálogo entre Ustedes dos profundiza la crisis política en el País, misma que hará inviable el gran diálogo que apoya y espera la mayoría de la población. Si no se logran a corto plazo acuerdos reales, racionales y altruistas se agudizará la violencia, habrá mayor represión militar y policial y aumentará el número de víctimas mortales; se paralizará la economía del País, se acrecentará la pobreza, se dividirá aún más la población, lo que podría derivar hacia una situación de ingobernabilidad.
Por todo ello, respetuosa y encarecidamente les pedimos que se sienten a platicar para encontrar salidas a esta situación llena de zozobras, o que acepten un arbitraje mediado por alguna de las instituciones internacionales de las que Honduras es miembro, que posibilite un diálogo político franco y sin condiciones, que concilie sus posiciones sin ventajas políticas para nadie, a fin de llegar a las decisiones que mejor beneficien a toda la sociedad. Si así lo hacen estarán dando una muestra fehaciente de su amor a Honduras.
Creemos que esta medida haría factible el necesario y urgente diálogo nacional que esperamos todos.
Pedimos al Señor que ilumine sus mentes y ablande sus corazones para que encuentren los caminos de reconciliación que la Patria necesita.
Tegucigalpa, M.D.C. Lunes 15 de enero de 2018
Atentamente.
Conferencia Episcopal de Honduras.

Son varios los hombres que han estado en el albergue para rehabilitarse y salir del problema del alcoholismo.
Mario Mendoza, encargado del centro manifestó que las personas que están en el albergue suelen llegar solas y algunos en compañía de su familia, el primer paso es aceptar el problema. Una vez están en el centro las personas realizan el proceso de desintoxicación, rehabilitación y reinserción.
Durante el proceso de rehabilitación el albergue brinda a todos los pacientes la ayuda económica necesaria a través de la red de salud.
Los internos tienen la oportunidad de conocer a Dios a través de la colaboración de varios grupos y movimientos que llegan al lugar. También asisten todos los jueves por la noche a la santa misa en la Parroquia San José.
Actualmente el albergue tiene a diez hombres en recuperación. Cada uno de ellos se levantan desde temprano a realizar actividades de aseo, ya que el centro solo cuenta con dos personas colaboradoras; el director y la cocinera.
Mario Mendoza también comentó que los hombres que están en recuperación realizan desinfectantes para vender y obtener así alguna ayuda económica.
Son muy trabajadores y todos se apoyan entre sí para mejorar día a día.
Don Félix Antonio Salazar Aguilar, lleva cinco meses en el centro, expresó sentirse bien y con una mentalidad diferente para poder seguir trabajando en el área de sastrería.
“La experiencia ha sido muy buena y bonita, la recuperación ha sido completa, he recibido la ayuda de mis dos hermanas, mi sobrina y mi prima, quienes me trajeron al albergue”, expresó Félix Salazar Aguilar.
Historia
El Albergue Federico Ozanam inició hace 17 años, fue fundado por el padre Fausto Henríquez. El centro pertenece a la Parroquia San José.

Más artículos...

 

CECODI SPS AUDIOS