17
Sáb, Nov

El Apostolado Católico Israel realizó una prédica en el colegio San Vicente de Paul con el conferencista y doctor en Teología  Fernando Casanova, de Puerto Rico. El evento se llevó a cabo el pasado 16 de diciembre. Inició a las 8:00 a.m. con aproximadamente 400 invitados, quienes pudieron compartir y disfrutar del tema “Nada es imposible para Dios”. “Fernando Casanova ha hecho un gran esfuerzo por estar en nuestro país.  Él ha traído un mensaje de paz, esperanza y fortaleza en este tiempo difícil que estamos viviendo en Honduras”, expresó Elber Palacios, coordinador del evento. Fernando Casanova fue un ex pastor protestante convertido al catolicismo, quien ha tenido una participación masiva en medios católicos. 

Tomados de la mano de su mamá, en su mayoría madres solteras de escasos recursos económicos llegan todos los días los 16 niños que actualmente atiende la guardería Virgen Suyapa, ubicada en la colonia San Vicente de Paúl y que desde hace 28 años brinda ayuda a las personas de esta comunidad que salen a trabajar y no tienen o no pueden pagar quien cuide de sus hijos. María González de Rodríguez, es la directora de la guardería, ella trabajo aquí desde hace 18 años primero como voluntaria y hace 5 años laborando para cuidar y velar por estos pequeños que necesitan amor, atención y cuidados. La cantidad de niños varía en este lugar pues depende de si sus padres tienen o no trabajo hay meses que hay más, expresó Rodríguez. Contamos con unas instalaciones modernas y muy bonitas para que los niños se sientan bien, hay aulas para dar estimulación temprana, los niños más grandes al llegar del kínder y de la escuela hacen sus tareas. Los padres de familia pagan un costo simbólico, 150 de matrícula y L800.00 al mes. Hay padres que por su extrema pobreza no pueden pagar y se les ayuda con una beca.
La guardería es sostenida por la parroquia San Vicente de Paúl, con las donaciones que llegan se les da una alimentación digna a los niños. No recibimos apoyo de ninguna institución gubernamental, al contrario la municipalidad subsidiaba el pago del agua y la luz y ya no lo hacen, tenemos 4 meses sin agua y en cualquier momento nos cortan la luz, manifestó María Rodríguez, con un gesto de preocupación en su rostro. Don Alexander Rodríguez es un voluntario que vive en la comunidad desde hace 22 años. Viene todos los días, juega con los niños tratando de disciplinarlos a través de juegos y dinámicas, también ayuda a dar mantenimiento al lugar. Hay otras voluntarias que llegan para preparar los alimentos para los niños quienes reciben, desayuno, almuerzo y merienda. Rodríguez, recuerda que la guardería nació por iniciativa del recordado Padre Antonio Quetglas, hace 28 años siendo parte de las Obras Sociales Vicentinas Osovi, luego del huracán Mitch paso a ser dirigida por la hermanas de la Caridad, pero por falta de presupuesto la entregaron a la parroquia San Vicente de Paúl que es quien la sostiene actualmente.

La escuela del Apostolado Católico Israel, realizó los actos de graduación de los nuevos agentes de pastoral con la visita de Monseñor Ángel Garachana. La graduación inició con la eucaristía presidida por el Obispo, quien hizo una exhortación de fortaleza y ánimo descubriendo así la bendición de pertenecer como agentes de pastoral a la Diócesis de San Pedro Sula.
Posteriormente se realizó la bendición de los diplomas por parte de Mons. Ángel y la entrega de los mismos a los nuevos agente de pastoral.
Todos los presentes celebraron con un banquete compartiendo la alegría de esta gran bendición recibira por los alumnos egresados de la escuela.

Monseñor Ángel Garachana ofreció el mensaje de Navidad el pasado jueves 21 de diciembre:

"Les traigo una buena noticia, la gran alegría para todos: hoy les ha nacido un Salvador: el Mesías, el Señor” (cfr Lc 2, 10-11). Acójanla con agradecimiento, créanla de corazón y celébrenla con alegría.
Que las noticias sobre la crisis político-social, la violencia, el fraude o la victoria electoral no nos impidan escuchar el evangelio del Nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo; que el miedo y la zozobra, la preocupación y la angustia de quien se siente como en un callejón sin salida no ponga dudas en nuestro espíritu ni apague la esperanza que se renueva por el nacimiento de nuestro Salvador.
Nada ni nadie puede invalidar ni eliminar el Acontecimiento único e irreversible del nacimiento de Jesús, el Cristo y Señor. Nada ni nadie nos puede robar “la inmensa alegría” (Mt. 2,10) del encuentro con el Niño Jesús, ni la experiencia del amor de Dios humanizado en la ternura de ese infante “acostado en un pesebre” (Lc 2,12)
Celebrar cristianamente la Navidad no es olvidar lo que estamos haciendo y padeciendo, no es dar la espalda a nuestra realidad hondureña, no es hacernos insensibles al sufrimiento, ante todo, por los que han muerto en las manifestaciones, por las pérdidas materiales, por el deterioro económico, social e incluso familiar. Más bien, cerca del Niño Jesús, fijos los ojos en Él, meditando en el misterio insondable de la Palabra eterna “hecha carne” (Jn 1, 14) aprendemos a tener sus valores, actitudes, sentimientos y comportamientos y así estamos más motivados, iluminados y fortalecidos para conocer, discernir y transformar nuestra realidad hondureña.
Si el Niño Jesús “nos ha nacido para dilatar su reinado con una paz sin límites afianzada sobre el derecho y la práctica” (Is. 9, 6), celebrar su nacimiento es querer de corazón esa paz y trabajar juntos por su instalación y dilatación, es huir de toda forma de violencia contra las personas y sus bienes y contra la naturaleza.
Si María, la madre, “acostó al niño en un pesebre porque no había sitio para ellos en la posada” (cfr. Lc 2,6-7) y si a los primeros que se anuncia el nacimiento del Salvador es a unos pastores, representantes de los pobres y de los pequeños, comprendemos claramente que estamos llamados a ser pobres como Jesús y a no dejarnos llevar por la avaricia, que es una idolatría; con los pastores, alrededor de la cuna de Jesús, aprendamos a ser compasivos y misericordiosos, a servir y ayudar a los pobres, a buscar su bien y desarrollo según las posibilidades de nuestros recursos, de nuestra profesión social o de nuestro cargo público.
Si el nacimiento de Jesucristo viene también acompañado del abuso de los poderosos y del llanto de los pequeños y de las madres (cfr. Mt 2,16-18), al celebrar la Navidad no podemos hacernos sordos al gemido de los que sufren: enfermos, migrantes, madres que han perdido a sus hijos. “Contemplar el pesebre es también contemplar este llanto, es también aprender a escuchar lo que acontece a su alrededor y tener un corazón sensibles y abierto al dolor del prójimo” (Papa Francisco, día de los Santos Inocentes, 2016).
La Iglesia de Dios que ama y sufre, ora y evangeliza, cree y espera en el departamento de Cortés, se une a los ángeles para proclamar, por el nacimiento de Jesucristo, “gloria a Dios en el cielo y paz en Honduras”.

“El arte al servicio de la ternura, la alegría y la paz que celebramos con el Nacimiento del Niño Dios, difunda el Mensaje de la Navidad en el mundo”, alentó el Papa Francisco.
En su cordial audiencia, expresó su aprecio por esta iniciativa navideña de beneficencia, para sostener la actividad de la Fundación Scholas Occurrentes, que lleva en su corazón el Papa Bergoglio:
«Los recibo en este encuentro, que me permite expresarles mi aprecio por vuestra participación en el Concierto ‘Navidad en el Vaticano’, cuya recaudación será entregada para financiar dos proyectos en favor de los niños de la República Democrática del Congo y de los jóvenes de Argentina»
Con los sentimientos entrañables que impulsan la celebración del Nacimiento del Niño Dios, el Obispo de Roma destacó que «la Navidad es una fiesta sentida, participada, capaz de calentar los corazones más fríos, de borrar las barreras de la indiferencia hacia el prójimo, de alentar la apertura hacia el otro y el don gratuito».
Arte medio formidable para llevar al mundo la luz de la paz y de la fraternidad
«Aún hoy, hay tanta necesidad de difundir el mensaje de paz y de fraternidad propio de la Navidad; hay necesidad de representar este acontecimiento expresando los sentimientos auténticos que lo animan. Y el arte es un medio formidable para abrir las puertas de la mente y del corazón al verdadero significado de la Navidad».
Animando la creatividad y genialidad de los artistas, que con sus obras, música y canto logran alcanzar los registros de la conciencia, el Papa Francisco, expresó su anhelo:
«Que el Concierto de Navidad en el Vaticano pueda ser ocasión para sembrar la ternura, - esta palabra tan olvidada hoy: violencia, guerra… no, no: ternura. Para sembrar la ternura, la paz y la acogida, que manan de la gruta de Belén».

Con el objetivo de que la juventud viva una esperanza dentro de nuestra realidad, de poner al alcance de los niños en riesgo social, oportunidades y herramientas que  les proporcionen mejores condiciones de vida, enseñarles valores que no tienen en sus hogares, darles afecto ya que en su mayoría son afectados de forma directa e indirecta por la violencia, se creó hace un año el Centro de Alcance Las Palmas que está ubicado en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús.

María Eugenia Orellana Madrid, coordinadora del CDA, dijo que asisten entre 60 a 100 personas, de 9 a 30 años de edad,  pero los beneficiarios son más, se trabaja con niños de centros básicos, kínder y comunidades parroquiales de seis comunidades de base, de los barrios  Palmas, colonia La Unión, San Francisco, Valle de Sula I y II, San José V, Buenos Amigos, San Luis y La Paz.

“El Centro de alcance se sostiene con el apoyo económico de FUNADEH –Génesis y el apoyo de nuestro párroco, padre Matías García. Actualmente estamos organizando un comité de apoyo, personas que son parte de nuestra parroquia, líderes del barrio (patronato, centros básicos, Kínder, otros) y agentes pastorales, expresó Orellana Madrid.

La Coordinadora dijo que actualmente trabajan con 14 voluntarios activos de ellos 7 mujeres y 7 hombres. Entre las actividades que ofrecemos están: Talleres de computación, clases de inglés, talleres de reforzamiento de valores, clases de música, clases de baile, equipo de futbol, reforzamiento escolar, se cuenta con área lúdica, (área de juegos de mesa,  ajedrez, monopolio futbolito, otros).También se imparten talleres de calles felices y el gimnasio que funciona como parte del sostenimiento del centro de alcance, los usuarios pagan un precio simbólico.

“Actualmente nuestro apoyo fundamental es s FUNADEH- Génesis,  pero estamos en buscando conseguir ayudas para el auto sostenimiento del mismo, ya que esta ayuda antes mencionada solo tiene un periodo de duración luego dependerá enteramente de nuestra responsabilidad”, explicó María Eugenia.

El Centro de Alcance fue construido gracias a la apertura del párroco padre Matías  García Gonzales. Los fondos fueron dados por Alianza Joven Honduras (AJH), parte del programa de USAID, con el apoyo de un comité de agentes de la parroquia quienes pusieron a disposición tiempo y  servicios para la construcción.

 

Alrededor de 70 jóvenes se hicieron presentes en la convivencia que realizó la pastoral juvenil de la parroquia Santísima Trinidad el tercer domingo de adviento.

El párroco Luis Estévez comento que el objetivo de esta convivencia fue darles una bienvenida a los  jóvenes que se confirmaron recientemente.

“Los jóvenes se sintieron bienvenidos y motivados, yo creo que es un paso que les ayuda a no quedarse sin hacer nada después del sacramento de la confirmación, de esta manera logran pertenecer a un grupo juvenil. Este tipo de convivencias siempre las realizamos a nivel parroquial, estas sirven como espacio de recreación, de encuentro y oración” expresó el padre Luis.

El tema fue impartido por los seminaristas Victor Hugo Regalado y Eduardo Fernández, quienes se enfocaron en tres cosas: Sean alegres, No tengan miedo, Acérquense a Dios.

Durante la convivencia los jóvenes recibieron la santa misa, presidida por el padre Luis Estévez.

Al culminar el evento los jóvenes pudieron disfrutar de un refrigerio.

Más artículos...

 

CECODI SPS AUDIOS