17
Sáb, Nov

a Pastoral Social-Cáritas clausuró el ciclo formativo de agentes de las cuatro zonas de la diócesis de San Pedro sula. El director de Cáritas, Carlos Paz, dijo que debido al año político, el 15 de diciembre del 2016, establecieron iniciar un proceso sistemático de formación en dos líneas, a través de procuradores de derechos humanos y los grupos de Cáritas parroquiales. Alrededor de 100 personas asistieron al evento que finalizó con el mensaje y la bendición del obispo Ángel Garachana.

Monseñor Ángel Garachana, el párroco Fredy Valdiviezo y el padre Jaime Matheus, concelebraron la misa por el décimo aniversario de la parroquia San Pedro y San Pablo del sector planeta.
Los feligreses acompañaron el sacramento de la confirmación de ocho jóvenes y la bendición de los Santos San Pedro y San Pablo que se colocaron en la iglesia. Monseñor Ángel manifestó sentirse muy alegre por la confirmación de los jóvenes y por el compartir y convivencia de la parroquia.
El párroco, Fredy Valdiviezo, comentó sentirse muy alegre de trabajar en el sector y ser parte de esta celebración. Expresó además que la adquisición de las nuevas imágenes es un esfuerzo de toda la comunidad quienes realizaron varias actividades.

En uno de los salones de la parroquia San Vicente de Paúl se llevó a cabo el lunes 11 de septiembre la última reunión formativa del clero de la diócesis de San Pedro Sula.
El padre Adonis Sáenz dijo que durante el año se reúnen para compartir temas formativos que competen a la vida del ministerio sacerdotal. En esta ocasión conversamos con el obispo Ángel Garachana sobre la situación que está viviendo nuestro país y cómo nosotros, como entes de reconciliación, estamos llamados a ser partícipes buscando la unidad de la familia. En la reunión también se abordó el tema derecho laboral y asuntos administrativos, impartido por la abogada Cecille Flores. Al finalizar, todos compartieron de un almuerzo.

Con un abrazo y un saludo de buenos días, las educadoras del proyecto Madres Maestras reciben cerca de 40 niños del sector de Chamelecón en el jardín Rayito de Esperanza, ubicado en la colonia Morales 4.
Niños de cuatro a seis años del área preescolar desarrollan sus capacidades y actitudes. En la etapa escolar ya cuentan con hábitos de estudio, atención, interés, valores morales y cristianos.
El proyecto Rayito de Esperanza cuenta con ocho madres maestras que están en constante formación en la sede del Proyecto Madres Maestras, que está ubicada en el Instituto San Vicente de Paúl de San Pedro Sula.
Reina Isabel Ramírez es la encargada del área administrativa, ella manifestó que las maestras elaboran el plan y el horario de trabajo al inicio del año escolar, en el mes de febrero.
También compartió que, aparte de recibir clases de español y matemáticas, a los alumnos se les inculca el tema del reciclaje y el compartir con padres de familia y compañeros.
“Cada una de las familias se compromete a elaborar y repartir la comida un día al mes para todos los niños. Procuramos que el menú diario sea nutritivo”, expresó Reina Ramírez.
Actualmente el proyecto de Madres Maestras tiene 23 jardines que están activos y se encuentran distribuidos en los lugares más pobres de la ciudad, en el bordo de la Bográn, Armenta, Río Blanco, Chamelecón y Rivera Hernández entre otros.

Historia
En 1995 varios sacerdotes claretianos invitaron a tres Madres Maestras de Panamá a Honduras con el fin de presentar un proyecto a favor de los niños. Desarrollaron un taller con un grupo de mujeres de Asentamientos Humanos y la participación de la religiosa claretiana Consuelo Martínez, que es la coordinadora del proyecto desde hace 20 años.

El calor familiar, el amor entre ellas y una sincera hermandad se puede palpar entre las 21 niñas de entre 2 y 17 años que habitan actualmente en la Casa de la Niña, Nuestra Señora de Suyapa. Este hogar es parte de las Obras Sociales Vicentinas OSOVI.
La Casa de la Niña fue fundada el 01 de febrero de 1987 con la finalidad de ayudar a niñas que se encuentren en vulnerabilidad de sus derechos (orfandad, abandono o maltrato), brindándoles todos los cuidados necesarios para una formación moral y espiritual, así como también una educación integral.
La directora de la Casa de la Niña, Gabriela de Núñez, dijo que en la residencia viven pequeñas de diferentes lugares del país que han sido remitidas por los juzgados de la niñez, los juzgados de la familia, anteriormente por Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (IHNFA) y actualmente por la Dirección de la Niñez Adolescencia y Familia (DINAF).
Cada niña tiene una historia de vida diferente, ya sea por orfandad, vulnerabilidad de sus derechos, pobreza extrema y riesgo social. En el hogar reciben tratamiento psicológico para ayudarles a superar sus problemas. Ellas tienen todo lo que necesitan para tener una vida normal y feliz. Se cuenta con 4 personas encargadas de cuidarlas, alimentarlas, acompañarlas, ayudarles con sus deberes escolares y, sobre todo, llenarlas del amor dijo Núñez.
Las niñas de primaria asisten a la escuela María Mazarello y, las de secundaria, al Instituto Honduras, que da media beca a cada estudiante. Actualmente están de vacaciones y se dedican a realizar sus deberes dentro de la casa. Juegan, rezan el rosario por las tardes, asisten a catequesis los fines de semana y realizan actividades manuales. Hace unos días, entre todas, hicieron su árbol de Navidad y toda la decoración. También están bordando tarjetas navideñas, expresó Gabriela.

Osovi, aporta la mayor parte de los gastos, pero la necesidad es mucha. Por eso, agradecemos a todas la empresas de buen corazón que nos apoyan. También hay personas que nos visitan y especialmente en Navidad vienen a compartir con estas chiquillas que tienen como costumbre, el 24 de diciembre a las 12:00 de la noche, cantarle las mañanitas al niño Jesús.

En el monasterio de las hermanas contemplativas, ubicado en la comunidad de la Sabana, San Manuel Cortés, se realizó la fiesta de la Concepción de María y la profesión perpetua de Sor María Suyapa del Espíritu Santo.
La eucaristía fue concelebrada por Monseñor Ángel Garachana y los sacerdotes Fredy Valdivieso, José Santos Martínez, Carlos Mejía, José Gómez, Jaime Matheus, Héctor Núñez, Mario Avalos y José Antonio Amaya.
Esta es una fiesta entrañable para la Iglesia. Los franciscanos fueron la congregación que propagó en Honduras esta verdad sobre María Inmaculada.
La congregación de este monasterio tiene el nombre de la Inmaculada Concepción de María, significa lo que tienen que hacer y vivir, santas consagradas a Dios como María.
Mons. Ángel, en la homilía, habló “del plan salvador de Dios, que llama a María para un plan de gracia, para un proyecto de salvación, de amor, de liberación del pecado. Aquella en que se va a encarnar ese amor gratuito de Dios, Jesús de Nazaret. Aquella libre de pecado, la que iba a engendrar al “sin pecado”. Llena de gracia, María, desde el comienzo de su existencia, desde su concepción Inmaculada sin pecado, sin mancha. Dios la destinaba para esta misión de encarnar en sus entrañas al hijo de Dios, al Santo, al Salvador”.

Votos perpetuos
Ante la feligresía católica presente en el templo del monasterio de las Hermanas Concepcionistas, Sor María Suyapa del Espíritu Santo pidió a Monseñor Ángel ser aceptada en la congregación de las hermanas. Al realizar la letanía, Sor Suyapa se postró orando por la intercesión de todos los santos, entregándose a esa obra santificadora y salvadora y, como María, vivir consagrada ,santa e inmaculada, en el amor de Dios.
La madre superiora, María Dolores Arribillaga, entregó el anillo a Sor María Suyapa del Espíritu Santo, nueva esposa de Jesucristo, quien expresó sentirse muy feliz y agradecida con las hermanas de congregación por su apoyo, con sus padres y con la comunidad de Dos Caminos, especialmente a los hermanos de la parroquia Nuestra Señora de la Visitación. Al culminar la misa todos los presentes compartieron con alegría.

Con la participación de los representantes de la Asociación de Medios Católicos de Honduras (AMECAH), se llevó a cabo la última reunión anual de trabajo en la casa de retiro Madre Nazaria en Siguatepeque.
El propósito fue revisar los proyectos realizados en este 2017, planificar las actividades del próximo año y tener un primer encuentro con el obispo responsable del Departamento de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal de Honduras (CEH). Esta nueva responsabilidad le fue otorgada al obispo de la Diócesis de Yoro, monseñor Héctor David García, quien manifestó que “los medios de comunicación son un instrumento para llevar el evangelio a todas las personas, contribuyen en la formación de valores. En cuanto al manejo de los medios iré aprendiendo, junto a la comisión nacional, que han caminado por muchos años y que tienen grandes experiencias.
Esto me anima y poco a poco iremos trabajando en este nuevo proyecto que me ha sido encomendado”, expresó. En cuanto a los comunicadores, agregó “es un grupo con mucha iniciativa y creatividad, que dialoga, ponen los pro y los contra de la manera en que se pueden manejar los medios y van buscando soluciones. “Eso para mí tiene mucho valor, tiene mucho futuro este proyecto”, concluyó.

Más artículos...

 

CECODI SPS AUDIOS