17
Sáb, Nov

Mensaje de la Conferencia Episcopal de Honduras

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

 LA VIDA HUMANA ES UN DON DE DIOS, ¡DEFENDÁMOSLA JUNTOS!

 En el contexto actual en que se haya nuestro pueblo de Honduras, en el cual estamos presenciando y dando seguimiento a los trabajos correspondientes a la elaboración del Nuevo Código Penal, la Conferencia Episcopal de Honduras, REAFIRMA una vez más, todas las enseñanzas de la Iglesia Católica en defensa de la Vida Humana, desde su concepción hasta la muerte natural, así como la defensa del Matrimonio y la Familia.

 

Ante la publicación del “Plan Multisectorial para la Prevención del Embarazo en Adolescentes 2014-2018”, por parte del Gobierno de la República de Honduras. Presidencia de la República, nuestra Conferencia Episcopal manifiesta su PROFUNDA PREOCUPACIÓN por las iniciativas de ley que promueven sutilmente el aborto, y destacamos un TOTAL DESACUERDO con los temas relacionados a la “Ideología de Género” y con los –así llamados- “Derechos Sexuales” de los jóvenes y adolescentes, y un total desacuerdo también con la distribución de anticonceptivos y pastillas entre ellos, queriendo aplicar una mal y pobremente entendida “educación sexual”.

 

Por esta razón, REPROBAMOS el que se haya incluido arbitrariamente el logo de “Iglesia Católica de Honduras” en la contraportada de este Plan Multisectorial, a la par de otras Instituciones, como dando por hecho un tipo de aprobación de nuestra parte al contenido de dicho Plan, cuando en realidad sólo se tuvo participación en algunas sesiones, en las cuales se expuso clara y abiertamente nuestro desacuerdo a tales propuestas, por ir en contra de la dignidad de la persona humana y en franca oposición a la Doctrina de la Iglesia Católica.

 

Los Obispo de Honduras hemos venido emitiendo, desde hace muchos años, Mensajes, Comunicados y Exhortaciones Pastorales en defensa de la Vida Humana. Además, cada año la Iglesia dedica el mes de agosto para celebrar el “Mes del Matrimonio y la Familia”, buscando  fortalecer  aún  más  esta  sagrada  institución,  querida  y  bendecida  por  Dios. Sumado a este gran esfuerzo pastoral, en este Año Jubilar de la Misericordia, se realizó en la Basílica Menor “Nuestra Señora de Suyapa”, un Congreso sobre la Familia y la Palabra de Dios, ayudándonos a reflexionar durante tres días sobre el valor sagrado y la misión fundamental del Matrimonio y la Familia.

 

La  Iglesia  Católica  ha  defendido  siempre  la  Vida  Humana.  Conscientes  de  nuestra responsabilidad histórica y en congruencia con nuestra fe cristiana, todos debemos decir NO AL ABORTO y no al uso de métodos anticonceptivos, muchos de los cuales son abortivos.

En estos momentos en que se trabaja en la elaboración del Nuevo Código Penal de Honduras, EXHORTAMOS a todos los fieles católicos y a la entera población hondureña, para que defendamos juntos la vida. Por ello, pedimos a nuestros Diputados y Diputadas en el Congreso Nacional actuar y decidir a favor y en defensa de la Vida Humana, así como a favor y en defensa del Matrimonio y la Familia, tal como Dios lo instituyó y tal como Él lo quiere.

 En el reciente Comunicado de la C.E.H., titulado “La Vida Humana: su grandeza, valor y trascendencia”, fue necesario subrayar y recordar a todos que “la vida humana encierra un valor inconmensurable,  desde su comienzo hasta su natural término, sin importar las condiciones o limitaciones concretas en que se encuentren las personas”. Por esta razón, la Iglesia Católica RECHAZA toda acción que vaya en contra de la Vida Humana.

 El Papa Francisco nos ha dicho que los jóvenes y las jóvenes deben ser formados para una educación sexual responsable: “Con frecuencia la educación sexual se concentra en la invitación a cuidarse, procurando un sexo seguro. Esta expresión transmite una actitud negativa hacia la finalidad procreativa natural de la sexualidad, como si un posible hijo fuera un enemigo del cual hay que protegerse. Así se promueve la agresividad narcisista en lugar de la acogida. Es irresponsable toda invitación a los adolescentes a que jueguen con sus cuerpos y deseos, como si tuvieran la madurez, los valores, el compromiso mutuo y los objetivos propios del matrimonio”, Exhortación Apostólica Postsinodal “Amoris Laetitia”, n. 283.

 

“El aborto es un crimen abominable, que va contra el Quinto Mandamiento de la Ley de Dios: NO MATARÁS”, Comunicado de la C.E.H., del 06 de febrero del año 2004.

 

Reiteramos nuestro llamado para que SE REFLEXIONE SERIAMENTE Y SE LEGISLE a favor de los intereses de los ciudadanos hondureños, y no de grupos particulares, mucho menos  de  acuerdo  a  los  intereses  de  entidades  extranjeras  que,  por  lo  general,  sólo responden a una agenda internacional de los organismos internacionales y de grupos ideologizados. ¡Respetemos y protejamos nuestra idiosincrasia y nuestros valores!

 

Que la Virgen Santísima, Nuestra Señora de Suyapa, ilumine a nuestras Autoridades en la elaboración del Nuevo Código Penal, legislando a favor de la vida, y emitan leyes en beneficio de toda la humanidad y que fortalezcan la identidad, el presente y el futuro de cada familia hondureña.

 

 

 

 

CONFERENCIA EPISCOPAL DE HONDURAS

SECRETARÍA GENERAL

 

 

 

Conferencia Episcopal de Honduras

Los Laureles, Comayagüela, MDC, Honduras, C.A.

 

 

COMUNICADO

 

 

Tegucigalpa, M.D.C., 07 de noviembre de 2016.