18
Dom, Nov

Como un regalo a Jesús ofrecen su hogar para adorarle

Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

 

Hace 36 años los esposos Carmen y Daniel Urbina, ofrecen su hogar para adorar a Jesús. Allí nació una hermosa historia que Dios fue forjando día tras día con duro pero agradable trabajo, con sufrimientos, dificultades y lágrimas, pero respaldados por Dios, nos referimos al grupo de oración “Estrella de Belén”. Así inició la Renovación Carismática Católica en la parroquia Nuestro Señor de la Misericordia del sector de Satélite.

Buen Amigo ¿Cómo inició ese llamado a servir a Dios?

Carmen de Urbina: Yo era una católica de misa y sin ningún compromiso. En 1977, una compañera de trabajo me invitó al retiro de iniciación de la Renovación Carismática Católica, ella me explicó que era un movimiento de la Iglesia Católica, me pagó el ingreso al retiro que se realizó en el instituto San Vicente de Paúl.
Fue un retiro hermoso jamás volví a ser la misma persona. Después me congregue y dos años después invité a mi amigo Daniel Urbina a las reuniones, años después nos hicimos novios y nos casamos en 1981.
Juntos nos congregamos en el grupo de oración “Dios con nosotros” en casa de los esposos Carlos y Cristina Caballero, en el barrio Medina. Al trasladarnos a la colonia Satélite, oramos durante 6 meses por un grupo de oración para reunirnos, y Dios lo puso en la salita de nuestra casa, aquí inició esta hermosa historia y sin vacilaciones sabíamos que era obra de Dios.

BA: ¿Cómo han sido los frutos del grupo de oración?

Daniel Urbina: El grupo de oración estuvo en nuestra casa por 14 años, pero creció demasiado dando muchos frutos y tomamos la decisión de fraccionarlo.
De allí surgieron 7 grupos de oración, distribuidos en diferentes zonas de nuestra colonia Satélite, esto ayudó a una formación espiritual más personalizada, porque eran grupos pequeños que han cambiado vidas, matrimonios y familias donde se retomaron los sacramentos. La iglesia se llenó, las misas son participativas y actualmente hay una gran presencia laical.

BA: ¿Que otros servicios prestan en la parroquia?

CU: Servimos con el grupo de alabanza, intercesión, predicación y moderación, formamos el ministerio de niños, ministerio de la misericordia, ministerio de visitas a enfermos, ministerio de enseñanza, entre otros.

BA:¿Un consejo para nuestros lectores?

CU: No tengan miedo de abrir no solo su corazón al Señor, sino su casa, sus bienes, su economía, su familia, en fin todo absolutamente todo, porque Dios no se queda con nada y su palabra no regresará vacía. Hoy por hoy podemos decir como esposos y familia, “hasta aquí me ayudó el Señor” y al igual que Josué 24, 15 nosotros decimos lo mismo, “Elijan ustedes hoy a quien servir, porque por nuestra parte mi familia y yo, serviremos al Señor”.