La parroquia San Juan Bautista de Río Lindo, realizó la representación del  Éxodo que vivo el pueblo de Israel iniciando  con la llamada de Moisés. Se comenzó con la caminata donde varios jóvenes con sus vestimentas representaron a Moisés y sus diferentes tribus. Hubo algunos momentos especiales como: recoger la basura en el camino, llenando sus manos de lodo representando el pecado, también cruzaron el río en representación del Mar Rojo en el antiguo testamento y la entrega las tablas de los 10 mandamientos. Todos los momentos fueron un signo de reflexión para la vida de todos los asistentes dijo el seminarista Manuel Vanegas.

Vanegas dijo que antes era éxodo juvenil y hoy es un éxodo parroquial. Expresó que participó en la organización y que fue su primera experiencia de subir las montañas, caminar sin comer nada, y una de las cosas más lindas fue la adoración al Santísimo donde todos nos despojamos del pecado y limpiamos nuestro corazón. El evento culminó con la Santa Eucaristía presidida por el párroco Adonis Sáenz.

German Aguilar uno de los animadores compartió que hace 7 años realizan este evento tan bendecido para la parroquia San Juan Bautista donde participaron niños, adultos y jóvenes.