“Ser y qué hacer en la vida diocesana” fue el tema que impartió Monseñor Ángel Garachana en el segundo conversatorio de músicos católicos de la diócesis de San Pedro Sula.  El Obispo dijo que al hablar de músicos católicos nos referimos a alguien que tiene el conocimiento y don musical, que sirve dentro de la Iglesia católica. Resaltó la vida que este servidor debe llevar y que tiene que vivir lo que canta, que su servicio sea el fruto de su fe.

Estefany Lazo, del Coro Diocesano de Pastoral Juvenil dijo sentirse muy satisfecha de haber participado a este conversatorio donde  monseñor Ángel recalcó las bases en la que debe de regirse un músico católico, enfatizó en que nunca se debe perder  esa esencia católica, respetar la liturgia y dejar de imitar lo que no es nuestro.

“Agradecemos a Monseñor, por haber estado con nosotros para transmitirnos, tan maravilloso mensaje, él nos anima a seguir adelante en nuestro servicio desde la música”  dijo Richard Espinoza del coro de Cristo de Esquipulas.

“Tenemos  un gran obispo, que entre todo su trabajo le dio un espacio importante a los músicos. Nos explicó la diferencia entre un coro y ministerio de música, unos en la liturgia y otros fuera de ella. También nos invitó a organizarnos para que tengamos representatividad en las comisiones de la diócesis” manifestó Selvin Solís del ministerio Edén Dei.