Más de 1500 catequistas de la Diócesis de San Pedro Sula se reunieron para celebrar con júbilo su “XXXVI Encuentro Diocesano de Catequistas 2019” que este año tuvo como lema “Con Santidad y Alegría, los Catequistas Celebramos el Evangelio de la Vida.

El encuentro se realizó en la escuela Lake Yojoa, de la comunidad de Peña Blanca, siendo la zona Subirana, junto con el equipo coordinador diocesano los anfitriones y encargados de preparar y organizar este evento que inició con las inscripciones a las 7:00 a.m. Luego siguió el mensaje de la coordinadora diocesana de la pastoral de catequesis Inés Altamirano.

Todos los catequistas recibieron con gozo a su pastor, Monseñor Ángel Garachana quien dio su mensaje tomando como tema principal el lema “Con Santidad y Alegría, los catequistas celebramos el Evangelio de la Vida”. Durante la mañana hubo música y dramatizaciones de los jóvenes sobre la vida de los santos que nos recuerdan el camino hacia la santidad.

Monseñor Ángel dijo que hay muchas maneras de transmitir el mensaje de santidad, hoy nos ha llegado a través de la música, la dramatización, la eucaristía, la convivencia. Un mensaje de como la santidad se aprende y se transmite en la familia. Catequista la santidad es para ti, Dios te llama a ser santo, nadie queda excluido de ese llamado del Señor. La Santidad es para ti, tu estas llamado a ser catequista santo. El Obispo mientras explicaba también leyó algunos mensaje de la Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate del Santo Padre Francisco, sobre el llamado a la Santidad en el mundo actual.

El Obispo llamó a los catequistas, a disfrutar su trabajo, a hacerlo con alegría además hizo la invitación a muchos otros para que se incorporen a este ministerio en nuestra diócesis. Gracias por su servicio, felicidades en su día y mi oración para que continúen con este compromiso.

El padre Natael Perdomo, responsable de la pastoral de catequesis dijo “Nuestra tarea en la catequesis tiene un objetivo claro, ser  discípulos del Señor, que enseñemos a través de nuestro testimonio. La implementación de los procesos en la etapa infantil, adolecente y en la etapa de la iniciación cristiana de adulto, nos exige mucha paciencia, no se puede entender ahora la catequesis como una mera preparación para un sacramento, como catequistas debemos tener muy claro que para ser discípulos en nuestro tiempo necesitamos involucrar a los catequizados en un proceso de fe que les posibilite de verdad un encuentro personal con Cristo. 

El encuentro finalizó con la Santa Eucaristía celebrada por el padre Natael Perdomo. También se  anunció que el próximo año la organización del encuentro estará a cargo de la zona San Pablo.