La Pastoral Penitenciaria realiza en San Pedro Sula una gran labor de acompañamiento a los ex privados de libertad ofreciéndoles al salir de los centros penales un lugar para que puedan aprender un oficio e iniciar una nueva vida en el Centro de Reinserción Social “Nueva Vida nuevas oportunidades”.

La coordinadora de Pastoral Penitenciaria Zobeida Mendoza, dijo que la pastoral está enfocada en el campo de la prevención, un grupo de compañeros visitan los centros penales para brindar talleres y capacitaciones sobre VIH, enfermedades de transmisión sexual, para ello contamos con el apoyo de Jorge Ramos, una de las personas rehabilitadas que hoy es un educador.

“A estas personas las preparamos también con charlas de autoestima y perdón para encaminarlos a un cambio y así cuando reciban el permiso de pre liberación vaya encaminados a una vida libre con un enfoque diferente al que ha tenido en la prisión” explicó Zobeida.

Esta pastoral está brindado acompañamiento en los centros penales de El Progreso, Puerto Cortés y Tela porque son las personas que luego van a llegar al Centro de Reinserción Social que les ofrece la oportunidad de aprender en los talleres de costura, cocina, electricidad y carpintería, próximamente se va a dar un taller de zapatería.

Zobeida explicó que al llegar al centro las personas reciben acompañamiento espiritual y psicológico para enfocarlos en su proyecto de vida en libertad, y después la terapia ocupacional. Nosotros recibimos personas sin noción ni de cómo usar una lija, por ejemplo, y aquí han desarrollado sus habilidades y destrezas. Pero lo más importante es que con su esfuerzo y empeño aquí ellos tienen la oportunidad de ganarse un dinero que les va servir en su casa.

Claudia Zepeda dijo que se siente muy contenta de haber participado en este primer programa de reinserción social implementado por la Iglesia católica, en este momento soy la instructora del taller de costura le doy clases a los que vienen llegando y me alegra ser parte de este cambio. También soy parte del taller de cocina donde damos el servicio de almuerzos cenas y boquitas por medio de pedidos al 25578825.

 “Para mi es una buena experiencia, llegar a este lugar donde puedo  aprender y recibir apoyo salir adelante. En los talleres hacemos diferentes actividades, actualmente soy el único hombre en el taller de costura. Gracias a la pastoral penitenciaria por ayudarme a cumplir mis metas,” dijo Óscar Hernán  Benítez.

Este centro es una realidad gracias a Monseñor Ángel Garachana y al asesor padre Fernando Ibáñez quienes son nuestro apoyo dijo Zobeida Mendoza. El Centro de Reinserción que está ubicado en el barrio las Acacias 11-12 calle, 2 avenida A, casa #37.