Con el lema “Ven y seamos protagonistas de la vida”, Pastoral Juvenil de la zona San Pablo realizó por quinto año consecutivo el Vía Lucis, visitando en esta ocasión a la parroquia San Antonio María Claret del sector Lomas del Carmen.

El Vía Lucis cada año visita una parroquia diferente con la finalidad de llevar un poco de la luz de Cristo a estas comunidades que generalmente son consideradas zonas de alto riesgo. Así como el Viacrucis, el Vía Lucis es un camino en que los jóvenes participantes recorren estaciones, y en cada una de ellas se habla de esperanza de Jesús resucitado, dijo la la coordinadora de pastoral juvenil zona San Pablo Tiffani Amaya.