El Consejo Pastoral Diocesano es el organismo más importante de comunión y de participación en la Diócesis de San Pedro Sula. Sus miembros son mayoritariamente laicos que, junto a religiosas y algunos presbíteros, se reúnen tres veces al año para discernir, presididos por el obispo, el caminar del Pueblo de Dios en Cortés.

En la última reunión del 9 y 10 de agosto se dio seguimiento y se revisó el cumplimiento del Plan 2019. Los representantes de las cuatro zonas pastorales y de las comisiones diocesanas informaron sobre la marcha del plan, lo alcanzado y las dificultades encontradas.

Monseñor Ángel Garachana expresó: “me siento por una parte contento por lo que se ha logrado, pero no deja de preocuparme, lo que han demostrado los informes: el conocimiento de las Constituciones Sinodales y del Plan Pastoral Diocesano, al terminar el primer sexenio, es un poco deficiente. Me confirmo en lo acertado de esta propuesta de evaluación y propuesta que llamamos “Plan 2019”. Conocemos mejor la realidad y lo realizado, crece la cultura de planificación y el ejercitarnos en trabajar juntos, no aisladamente, construyendo una Iglesia que camina y sirve en comunión”. Para seguir avanzando, además del trabajo de los grupos, propuso Monseñor Ángel un cuestionario guía para la evaluación de la tarea de cada una de las comisiones.

En un clima de fraternidad y oración confiada, se compartió brevemente la visión sobre la realidad del país y la necesaria participación cristiana en la vida pública.