En una solemne Eucaristía, oficiada por Monseñor Ángel Garachana y concelebrada por los sacerdotes, Natael Perdomo, Juan Fernando Serrano, José Abraham Monjarás y Luis Carrasco, dieron el sí definitivo para servir al Señor durante toda su vida las hermanas Ana Felipa Olvera y Elsa Suyapa Díaz Hernández de la Congregación Misioneras de María Inmaculada Siervas de las Obreras, de la Parroquia Nuestra Señora de Suyapa y Nuestra Señora de Lourdes.

La celebración de los votos perpetuos se llevó a cabo en la parroquia Nuestra Señora de Suyapa de la Colonia López Arellano, donde toda la comunidad compartió el gozo de las hermanas, así como también sus familiares y amigos quienes fueron testigos del sí definitivo de estas dos hermanas que pidieron ser aceptadas en esta congregación, manifestando su deseo de vivir en obediencia, imitar a Jesucristo y vivir la entrega total dedicándose al servicio de Dios y los hermanos.

Las hermanas Misionera de María Inmaculada, Siervas de las Obreras dedican su tiempo al servicio de la juventud obrera en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes en Choloma y a la educación en el Centro Virgen de Suyapa de la colonia López Arellano.