Monseñor Ángel Garachana presidió la eucaristía donde nombró al padre José María Ibero como nuevo párroco de la parroquia Santiago Apóstol de Cuyamel, Cortés. La comunidad lo recibió con gran alegría, el padre Chema, como se le conoce, a su vez se comprometió en apacentar el rebaño del Señor, asistido con su gracia.

Durante el rito se leyó la carta donde el Obispo hace la entrega de la parroquia, al nuevo párroco, se le entregan las llaves de la iglesia y las llaves del sagrario. El padre Chema recibió las llaves de manos del párroco anterior Ángel Echaide quien fue trasladado a la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, de Puerto Cortés, el 15 de agosto.

El templo lució abarrotado, el domingo 22 de septiembre, día en que el padre Chema inició su caminar en esta parroquia. Además acompañaron algunos sacerdotes de Puerto Cortés: el padre Javier Irurtia y el padre Iván Juarros y los de Cuyamel, quienes al final de la eucaristía se quedaron a cenar en compañía de monseñor Ángel. También llegaron varias comunidades de las parroquias hermanas. Al final, no podían faltar los agradecimientos, detalles y aplausos al padre Ángel por esos 11 años de servicio como párroco.