La Fundación Obras Sociales Vicentinas (OSOVI), entregó en la sexta edición el Premio Quetglas 2019, como ya es una tradición, este premio a la caridad hecha persona se entregó en un gala en el Club Hondureño Árabe.

La ganadora del Premio Quetglas 2019 fue la profesora Gloria López, una persona que desde muy joven trabaja con personas que padecen parálisis cerebral. Su labor inició a raíz de que dos de sus hijos padecían esta enfermedad.

Los otros finalistas fueron los sampedranos: Leticia Guerrero con su programa de atención a niños con hidrocefalia y Rodrigo Amador, con su programa de jóvenes caballeros en el sector de Chamelecón y con su programa de llevar alegría a los niños de los niños enfermos del Hospital Mario Catarino Rivas.

El presidente de OSOVI, padre Vicente Nacher dijo que este año se recibieron 24 nominados todos ellos “Cirineos” que ayudan a los más necesitados. Agradeció a todos los cooperantes por hacer posible cada año este evento donde recordamos a nuestro querido padre Antonio Quetglas quien nos dejó un gran legado de solidaridad.