El premio Quetglas 2019 lo ganó la licenciada Gloria Leticia López Vásquez, quien fundó en 1986, el Programa de Rehabilitación de Parálisis Cerebral "PREPACE". Este programa nació con un grupo de siete padres de familia de niños con parálisis cerebral, quienes se organizaron para fundar el programa que atiende hasta la actualidad personas con discapacidad, prioritariamente con parálisis cerebral, ofreciéndoles terapias: Educativas, física, terapia de lenguaje, hidroterapia, terapia acuática, musicoterapia, aula de estimulación sensorial, audiología etc.

PREPACE  está ubicado en la colonia 21 de octubre, calle principal, sector 3, casa 1214, Tegucigalpa M.D.C. Desde su nacimiento en 1986 ha ayudado a aproximadamente a unas 3621 personas en diferentes programas y proyectos. Los usuarios hacen un pago simbólico.

Doña Gloria dijo que PREPACE, se fundamenta en el respeto a los derechos de las personas en condición de discapacidad y con necesidades educativas individuales, prioritariamente con parálisis cerebral con calidad y calidez. Manifestó que toda ayuda es bienvenida, puede ser económica, técnica, en especie o materiales didácticos, equipo terapéutico, de cómputo adaptado para aula de computú, de  cocina, mobiliario, voluntariado y medicamentos. Si alguna persona desea colaborar puede hacerlo poniéndose en contacto al 2221-0442, 2236-7713 y al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Gloria Leticia López Vásquez, es licenciada en Educación, en Educación Integral: Déficit intelectual, Audición y Lenguaje, Problemas de Aprendizaje y Parálisis Cerebral. “El ganar este premio para mi tiene  un enorme significado, y me siento profundamente agradecida y bendecida por tan alta distinción que no esperaba, este premio  que sin duda, no solamente es un honor, sino un reconocimiento de nuestro quehacer institucional, que por venir de la Fundación OSOVI, que propicia los valores y principios de servicio y solidaridad, ¡gran legado que nos dejó el padre Quetglas!  Me viene a fortalecer de una manera sustancial, en lo que es nuestra esencia, nuestra fe en la sociedad y sus personas que la constituyen y la alegría que el bien social buscado y constituido en común siempre genera. Este premio lo he recibido en nombre de mi hijo recientemente fallecido (1mes) Omarcito fue realmente mi inspiración para crear PREPACE, pero  la misión continua y este premio va por Él y para El.